A 8 días del comienzo de la NBA, análisis de la División Pacífico: los Warriors post Durant se defienden del acoso de Lakers y Clippers

19

Hace un año, escribir sobre la División Pacífico habría sido un acto relativamente sencillo en el que se hablaría de los Warriors como candidatos a todo y se esperaba que los Lakers, en el primer curso de LeBron James, dieran guerra. Luego, ni los Warriors ganaron el anillo, en una sucesión de infortunios que explican en gran medida su derrota en las Finales, ni los Lakers dieron la cara a partir de Navidad, cuando la lesión de un mes de LeBron James producida precisamente ante Golden State el 25 de diciembre, torció el rumbo angelino y el plantel, desestabilizado por una franquicia desesperada en hacerse con Anthony Davis antes del cierre de mercado de febrero, se dejó ir y muchos partidos antes de que acabar la Temporada Regular estaba fuera de los playoffs.

Han pasado 365 desde el inicio de la 2018-19  y para muchos, los favoritos a liderar la Pacífico no son ni los de La Bahía ni los Lakers. En todas las quinielas han entrado los Clippers, candidatos a todo en la 2019-20. El cálculo que les ha colocado en ese pedestal, aunque el movimiento luego se demuestre andando, es sencillo: 1+1= 2. Dos estrellas juntas, Kawhi Leonard y Paul George. Y una que no se entiende sin la otra. Porque Leonard, que barajó entre permanecer en Toronto, irse a los Lakers o abrazar a los Clippers, tomó el camino de firmar por el hermano pequeño de Los Ángeles. Pero con la condición de que o venía alguien de fuerza a su lado, o nada. Y ese alguien era Paul George, también nativo del área, como Kawhi, y deseoso de irse de los derrumbados Thunder. La decisión de Leonard se dilató casi una semana desde la apertura de la Agencia Libre, pero colocó a los Clippers en el disparadero de salida hacia la conquista no solo de su primer anillo, sino de sus primeras Finales de Conferencia, coto que jamás ha pisado la entidad californiana.

A lado de dos nombres de este calibre en la liga, los de Doc Rivers, capaces de competir de manera notable en los playoffs de 2019 ante los Warriors, mantuvieron buena parte de la mordiente que les permitió dar la cara durante todo el curso pasado y que ahora sirven de gran coraza a George y Kawhi: Patrick Beverley, Lou Williams (renovado durante la campaña), el ascendente y cada día mejor Montrezl Harrell, o Ivica Zubac, adquirido en febrero desde los Lakers, además de otros perfiles como el de Landry Shamet. En todo el proceso, tuvieron que enviar al expiring Danilo Gallinari y al prometedor Shai Gilgeous-Alexander a Oklahoma para tener a George. Además de muchas rondas futuras de Draft. Nada sale gratis, pero el precio pagado por los Clippers se puede considerar como un excelente negocio, sobre todo para un equipo que mira a dos años vista, la duración de los contratos de George y de Kawhi.

Quinteto ideal: Beberley, Shamet, Kawhi Leonard, Paul George y Zubac. Entrenador: Doc Rivers.

Lakers: sin Leonard, pero con Davis

¿Vaso medio lleno o medio vacío? Creemos que medio lleno. Los Lakers no lograron recibir traspasado a Anthony Davis en febrero, y eso terminó de echar el pasado curso por tierra sus opciones de playoffs con una plantilla a la que casi sin excepción se había puesto en el mercado. Pero a mediados de junio, antes de la apertura de la Agencia Libre, se llevaron el premio gordo. La Ceja era traspasado desde New Orleans a cambio de Lonzo Ball, Josh Hart o Brandon Ingram, entre otras piezas de una operación más amplia que incluyó a los Wizards.

La primera parte del trabajo en las oficinas, en esas oficinas turbulentas tras la dimisión en abril de Magic Johnson, estaba hecha. Faltaba la segunda, con nombre y apellido: Kawhi Leonard, quien sí fue a los Los Angeles, pero no a los Lakers. No obstante, el plantel dirigido por el nuevo entrenador Frank Vogel — se barajaron opciones como la de Tyronn Lue, pero finalmente prefirió ser asistente en los Clippers — tuvo una rápida capacidad de reacción, como si el Plan B estuviera previsto en caso de fallo con Leonard.

Durante las horas siguientes, a LeBron James y a Anthony Davis les llegaron las noticias de renovaciones de compañeros, como Rajon Rondo, Kentavious Caldwell-Pope, JaVale McGee o Alex Caruso, y fichajes como el de Danny Green, DeMarcus Cousins (luego lesionado y sustituido por Dwight Howard), Avery Bradley, Troy Daniels, el peleón Jared Dudley o Quin Cook. Y todo, con Kyle Kuzma en la plantilla. Otro de los intocables. Como los Clippers, los Lakers se presentan candidatos a todo. Queda ver si logran química y jugar al ritmo de otros rivales con este Lebron entrado en años, algo que puede pesarles.

Quinteto ideal: Rondo, Bradley, Lebron, Davis y McGee. Entrenador: Frank Vogel.

Unos Warriors diferentes, quizá iguales

Aunque sucediera en junio, el recuerdo de las citadas lesiones que mataron a los Warriors en las Finales sigue muy fresco. La determinante baja de Kevin Durant, ausente desde las semifinales de Oeste, se convirtió en un revulsivo enorme en el quinto partido de las Finales. Pero tan enorme como fugaz, porque apenas duró 10 minutos hasta que su Aquiles le frenó en seco, y para un año entero. A ello, la desgracia de Klay Thompson, ligamento cruzado en el sexto partido contra Toronto, y otras dolencias menores de otros jugadores, resquebrajaron las opciones de repetir anillo por tercera vez consecutiva de Golden State.

Los palos no terminaron ahí, puesto que el 30 de junio se conocía que Kevin Durant, aunque no vaya a jugar en toda la 2019-20, se iba a los Nets junto con Kyrie Irving. Al menos, no lo dieron gratis los Warriors y lo cambiaron en modo de firma y traspaso por D’Angelo Russell. Que no es lo mismo, pero es una potente contrapartida cuando has perdido a uno de tus faros. Con Stephen Curry en nómina, la ampliación de Draymond Green y el dinero invertido en la renovación por el máximo a Thompson, de vuelta para marzo de 2020, aproximadamente, el dinero daba para lo que daba. Cortaron a Shaun Livingston y traspasaron a Andre Iguodala, quien igual acaba en los Clippers o Lakers.

D’Angelo Russell en un partido de pretemporada de los Warriors

Entre todo esto, algo pudieron hacer para completar una buena plantilla con perfiles como el de Willie Cauley-Stein, un roster al que muchos no dan ni clasificado para las eliminatorias por el anillo. Pero, con líderes como Curry y Green, y secundarios del tipo de Cauley-Stein o Alec Burks -uno de sus fichajes y un anotador necesitado de recuperar su juego de hace unos años-, en condiciones normales deberían ir más allá de abril, cuando ya debería estar rodado y de vuelta Klay. Aunque hablar a Golden State de que todo tenga que ir como pone sobre el papel son palabras mayores. Tienen mucha anotación y carácter de campeón pero ya no está el inmenso talento de Durant para salvar situaciones comprometidas ni esos suplentes de lujo en los dos anillos conquistados en 2017 y 2018.

Quinteto ideal: Curry, D’Angelo Russell, Burks, Green y Looney. Entrenador: Steve Kerr.

Los Suns de Ricky y la continuidad en los Kings

Firmó por Phoenix cuando todo apuntaba que iba irse a Indiana. Ricky Rubio y sus 51 millones de dólares por tres temporadas es un pedazo de contrato. Que va a estrenar como MVP del Mundial de China bajo sus brazos. Sí, es el Ricky más maduro que hemos visto. Un jugador más estable.

Con eso debe valer para que guíe la nave de los Suns, para alegría de un Devin Booker que si antes ya anotaba y anotaba, ahora lo podrá hacer todavía con más descargo. No hay que esperar mucho más de unos Suns que van a competir, porque esa intención muestran con movimientos como el de recibir traspasado a Aron Baynes o enviar su número 6 del Draft a Minnesota a cambio del 11 (luego Cameron Johnson) y Dario Saric. Al menos no se puede decir que vayan a tirar la temporada pues su quinteto ideal es muy bueno y están construyendo un proyecto interesante para los próximos años.

Quinteto ideal: Ricky Rubio, Booker, Oubre, Saric y Ayton. Entrenador: Monty Williams.

Y los Kings, por último, equipo joven, con Luke Walton que estrena el cargo de nuevo técnico para tratar de que la franquicia de Sacramento deje de ser el equipo que más años lleva fuera de los playoffs, concretamente desde 2006. Quizá este sea su curso, con una escuadra de piezas jóvenes como D’Aron Fox mezclada con contrastados tipos en la liga como Bogdan Bogdanovic, Harrison Barnes y el veteranísimo Trevor Ariza.

19 Comentarios

  1. Aprovecho este foropara dejar dos comentarios NBA (aunque no relacionados con esta noticia)

    – Se cumplen 50 años del debut de Lew Alcindor en la NBA. Qeu luego cambairía su nombre 2 años más tarde al convertirse al Islam a KAreem Abdul-Jabbar. Qué elegancia, qué poderío físico, qué calidad, qué movimientos,… No me extraña que Lost comente que para ella es el mejor pivot de la historia (aunque puede estar sesgada por haber jugado en UCLA). Si me lees, @Lost, ¿te impresionó más Kareem que el otro gran pivot UCLA Bill Walton?

    – Apasionante final de la WNBA entre las Washington Mystic y las Connecticut Suns. Durante todo el año el juego de las Mystic ha sido espectacular, similar a los Warriors de 2016, juego en equipo, movimiento de balón, pace and space (sin ser muy cabezas locas), sin abusar para nada de sus dos superestrellas (Elena Della Donne y Emma Meesseman). Pero en la final las Sun no se rindieron, no perdieron nunca la fe, lucharon en todo momento, se fajaron, sudaron y -comandadas por Alyssa Thomas y Jonquel Jones- ganaron dos partidos a las absolutas favoritas. Las Mystic no obstante supieron apretar los dientes, superion fajarse y bajar al barro (no porque haya sido una serie sucia sino porque con únicamente con su calidad no les bastaba para ganar), supieron sacar fuerzas de flaqueza (mención a Elena DellaDonne por jugar con sus tres hernias discales), y ganaron (también es cierto que con la plantilla más profunda de toda la WNBA, porque cuando Della Donne no estuvo, apareció su otra superestrella la belga Emma Meesseman -MVP de las finales-)

    • Me alegro de volverte a verte por el foro, Bill. Un pregunta un poco perversa: ¿Si existiera un Lew Alcindoor hoy en día, se jugaría para él o para el lanzatriples de su equipo? Gracias.
      Por lo demás Bill Walton debía tener muuucha clase para volver ya mayor tras las lesiones y ayudar a ganar un título a los Celtics.

      • Si hoy jugaran Lew Alcindor, Hakeem, Bill Walton, Ewing,… habria una solucion intermedia.
        Por un lado, se jugaria con el center y 4 tiradores para abrirle la zona y que las defensas no se cerraran sobre el (si revisionas las finales de 1994-5, el juego en la zona es lentisimo y muy trabado); con lo cual se continuaria jugando con muchos triples.
        Pero obviamente se jugaria mucho mas para el center, se le daria mucha mas bola, se cargaria el juego mas sobre el (aunque no exclusivamente)
        El problema es que no hay pivots de la calidad de Hakeem o Kareem.

        La prueba es que New Orleans

      • Saludos @wally112. Me alegro de volver al foro (estoy bastante ocupado con temas familiares)

        Si hoy en dia jugaran Alcindor, Hakeem, o incluso una fuerza de la naturaleza como Ewing, no dudes que se estableceria una estrategia intermedia.

        Por una lado, el center jugaria rodeado de 4 tiradoers para abrirle el campo y que no se colapsara la zona a su alrededor, para que tuviera espacio para “bailar” en la zona sin que le hicieran 2X1 (si revisionas las finales de 1994 o 1995, el ritmo es lentisimo y muy trabado).

        Por otro lado, esta claro que se cargaria el juego mucho mas sobre el. La prueba es qeu Nwe Orleans jugaba mucho para la ceja (28 ppp en las ultimas 3 temporadas). El problema es que apenas hay centers de esa calidad ahora

        Bill Walton. Ay, que nostalgia. Como hacer de tu equipo la Cenicienta de la NBA y llevarlo a ganar las finales en tan solo tu tercera temporada (considerala segunda temporada completa, pues su temporada de rookie tan solo jugo 13 partidos por lesion, bueno y la segudna temporada tan solo jugo 50).

        Aunque en esas finales tuvo mucho que ver Maurice Lucas, The Enforcer (el que hace cumplir la ley). Apodo muy descriptivo. Y certero. De hecho, en las finales de 1977, Philly tenia mucho mejor plantilla que Portland (para los 76ers jugaban Julius Erving, Henry Bibby, George McGinnis, Doug Collins, World B. Free, Caldwell Jones, Joe Bryant -si, el padre de Kobe- y Darryl “Chocolate Thunder” Dawkins). A pesar de actuaciones sobrehumanas de Walton, los 76ers ganaron los dos primeros partidos. Pero se produjo una jugada crucial en el segundo partido. Con los 76ers ganando comodamente, hay un contraataque de Portland, Lionel Hollins falla el tiro, y en rebote saltan Bob Gross por Portland y Darryl Dawkins por Philly. Ambos caen al suelo luchando por el rebote, y al regresar a la canasta de los Blazers Dawkins lanza un punyetazo a Gross; el punyetazo falla por bastante y de hecho golpea a su companyero de equipo Doug Collins (si, el que luego seria el primer entrenado de Jordan en Chicago antes de Phil Jackson). Jugada que es observada por The Enforcer. Segun Dawkins llega al medio campo en esa misma jugada, Maurice Lucas suelta el codo que impacta en Dawkins. Ambos se enzarzan en una pelea y son expulsados. Pero esa jugada hace reaccionar a Portland, que a partir de ahi empiezan a luchar como si les fuera la vida en ello, se vuelve mucho mas agresivos, apoyan al MVP Walton, y barren los cuatro partidos siguientes. Conclusion: de 0-2 a4-2 gracias a Mo Lucas.

        Otro de mis pivots favoritos. Dave Cowens, de los Celtics de los 70. Media solo 2.05 pero atrapaba 15 rebortes por partido. Era un luchador nato, de hecho se le recuerda por su “hustle”, su entrega, su lucha, su no desfallecer nunca. Pero tenia ademas mucha calidad: de hecho, es uno de los unicos 5 jugadoers de la historia en liderar a su equipo en la misma temporada en las 5 estadisticas principales: puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos (los otro 4 jugadores son Scottie Pippen, Kevin Garnett, LeBron James y Giannis).

        Dave Cowens, el taxista. Un dia se acerco a las oficinas de la Independent Taxi Operators Association, agó 35 dólares, obtuvo una licencia profesional y estuvo conduciendo un dia “para saber qué se siente”.

        Dave Cowens, el lenyador. En 1977 confiesa sentirse vacio y por tanto no poder dar lo que daba otros anyos a los Celtics; asi que se coge 3 meses de permiso sin sueldo y…se va un psicologo? no!, se va a vivir la vida? no! Se vuelve a su hogar natal de Kentucky y se dedica al negocio familiar de venta de arboles de Navidad! (corte, traslado,… de los troncos). Me gustaria ver a todas las figuritas actuales haciendo eso (tanto el permiso sin sueldo, como el trabajar “de verdad” cortando arboles”). Tras Navidad, volvio a los Celtics y, a pesar de 3 meses sin entrenar, se marca 16ppp/14rppp/5app/82% tiros libres.

        Eso eran pivots.

  2. Hola.
    Me gustan los Clippers, pero me cuesta ver que brillen a la vez Leonard y Paul George, no sé, necesitan balón, botar, espacios, muchos tiros…
    Creo que Zubac puede anotar mucho si le dan un rol importante.
    Los Suns y los Kings ganarán pocos partidos en el Oeste, pero en casa van a ganar 10 equipos del Este y también cuando los visiten porque hay muchos equipos flojos en el Este

  3. Los Lakers cuanto menos importancia y minutos den a Lebron James, mejor. El año pasado ya se vio que no puede jugar 40 minutos, no tiene físico ya para dominar

  4. Tiempo hacía que no te leía por la web,gran aporte como de costumbre.
    Un saludo y para mi Karem Abdul-Jabbar es el mejor jugador NBA de todos los tiempos por si te vale la opinión.

    • Un saludo de vuelta, @SuperEpi.
      Para mi Mirotic es el mejor jugador de Europa actualmente, si te sirve mi opinión. Y habéis hecho los mejores fichajes de Europa, particularmente Higgins y Davies (y Mirotic, claro). Voy a disfrutar inmensamente viendo a estos jugadores como los duelos Marid-FCB que van a ser épicos

  5. Gran análisis y artículo, mucho movimiento relevante en esta División.

    Los Clippers han armado un gran equipo pero hay que ver cómo congenian Leonard y George en pista, no va a ser fácil.

    Los Lakers han condicionado mucho su plantilla por el Rey y en mi opinión, aunque sigue siendo un jugadorazo, ya no puede dominar como antaño.

    Los Warriors van a sufrir para estar en post-temporada, demasiados condicionantes y con la baja de KD…

    Ilusión con Ricky y los Suns, pueden dar más de una sorpresa y que su juego sea divertido.

    Esperamos más artículos así del resto de Divisiones, esta temporada se presenta muy emocionante y mucho más abierta que las anteriores en mi opinión, con varios equipos candidatos y sin un favorito tan claro como estos últimos años con los Warriors.

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here