Otro ejemplo de porqué hay que revisar el protocolo sanitario: el derbi canario se suspendió por el positivo del director deportivo del ‘Granca’

2

Si hasta la pasada semana el protocolo sanitario de la ACB para afrontar la pandemia del coronavirus se había demostrado acertado, desde el pasado viernes tenemos ejemplos de que toca revisarlo. Con pocos casos positivos, afortunadamente, hasta ahora en los equipos españoles, apenas se habían aplazado diez partidos en las primeras ocho jornadas y dos se movieron de fecha. Algo soportable, pero tras los casos en el Andorra y el Joventut ya van 13 y subiendo.

Pero al llegar el primer brote serio a un club, el San Pablo Burgos, y tener que estar dos semanas de cuarentena y sin entrenar más que dos días y con seis jugadores apenas de la primera plantilla, surgió la polémica. Les tocó jugar el domingo.

Ahora el que está en cuarentena es el Andorra, al que ya se le han aplazado dos partidos y la próxima semana, cuando empiecen a entrenar y ya veremos con cuántos jugadores disponibles, pues estará igual, mermado, falto de efectivos, sin ritmo después de 10-12 dias parados…

El Joventut de momento presenta cuatro casos desde este lunes y a la espera del test de respaldo, la evolución de los afectados y si surgen más positivos, también puede verse obligado a parar. La Penya, después de jugar en Rusia. El Andorra, tras enfrentarse a un equipo lituano. El Burgos, tras jugar en Krasnodar. Conviene que los clubs españoles reflexionen sobre ello y estimen si les merece la pena viajar a determinadas canchas ante los riesgos o que les den el partido por perdido antes de correrlos.

Así que la ACB se puede encontrar con situaciones incómodas y equipos, entrenadores y aficionados que no entienden si los equipos badalonés y andorrano están confinados dos semanas. Y todo ello mientras, según nos han confirmado diferentes fuentes, la ACB accedió a aplazar el pasado viernes el derbi canario a pocas horas de disputarse.

El director deportivo del Gran Canaria dio positivo en un test. El director deportivo. Ni entrenador, ni ayudantes, ni utillero, ni jugadores ni canteranos que entrenan con el primer equipo. El director deportivo, que va a verles, se presupone, con mascarilla y guardando las distancias, como hacen tantos otros con su cargo o presidentes de los equipos. Los clubs consultados ven como poco controvertido este aplazamiento.

Como era previsible, no contagió a nadie y el ‘Granca’ jugó el domingo con todos sus efectivos el siguiente partido.

 

2 Comentarios

  1. Ostras, que juegue Burgos sin media plantilla disponible y el partido del Granca se aplace por positivo del director deportivo que casi no debe tener contacto con los jugadores…es raro, raro. De entrada parece no tener ningún sentido

  2. Madre mía, ahora se aplaza el partido Burgos-Murcia de mañana, lo que pone aún más de manifiesto que el partido Burgos-Fuenlabrada del domingo jamás debió disputarse. Surrealista.

    PD: Chapeau por Murcia que acepta aplazar el partido para no verse beneficiado por la situación de Burgos, no como otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here