A tres meses de una Copa del Rey que se prevé sin el atractivo de las aficiones mezcladas, la ACB busca un plan alternativo

10

El próximo 11 de febrero debe comenzar a disputarse la próxima edición de la Copa del Rey. Faltan tres meses, mucho tiempo como para prever nada en tiempos de pandemia, pero poco ya si se quiere planificar alternativas para un torneo tan exitoso. En un contexto normal, la sede se habría conocido hace mucho y la ciudad elegida estaría promocionando el evento.

Pero ahora no es posible. La ciudad favorita para albergar la Copa, Burgos, o cualquier otra no podrá tener el importante retorno económico que supone tener de 4.000 a 5.000 personas alojadas y consumiendo ni el impacto mediático de vender el evento durante meses. Está claro que no hay público en los pabellones estas semanas y que la Copa llena aquel que sea el elegido. Asimismo, hacer una Copa para medio aforo tampoco parece atractivo ni sencillo de asumir ni tan rentable como con el aforo completo.

Todo ello está sobre la mesa nos dicen fuentes de la ACB y de los clubs. Así que toca tomar una decisión o al menos analizar el escenario. El próximo lunes 16 hay asamblea y los presidentes debatirán diferentes asuntos. Económicos, relativos a la Covid-19, situación sanitaria y protocolo y escucharán qué tiene que decir Antonio Martín respecto a la Copa.

La Fonteta, vacía, acoge los partidos del Valencia Basket

Todos esperan, nos aseguran, que el torneo copero se celebre aunque sea con la tristeza de no ver a las aficiones mecladas en las gradas, calles, restaurantes… Opciones sobre la mesa hay, empezando por el exitoso modelo en Valencia que se vivió en la fase final liguera del pasado junio. Es decir, hoteles junto al pabellón y L’Alqueria para entrenar. Jugar en Canarias, donde la incidencia es mucho más baja que en la península es la idea que nos sugieren algunos clubs. Posponer el torneo de febrero a mayo o junio, cuando la pandemia esté en cifras más bajas, como hizo el fútbol con su final, pero no es sencillo dar este paso.

10 Comentarios

  1. la verdad es que seria raro una copa del rey sin público y en febrero por la grave situación por el covid-19 paree muy complicado que pueda haber público, hombre la opcion Tenerife o Gran Canaria no estaria mal, los eventos que se han hecho en las islas han sido todo un éxito, recuerdo el Mundial femenino de 2018, la copa del rey en Gran Canaria, en fin que estaria bien hacer la copa de 2021 en las islas, a ver que pasa.
    en cuanto a equipos que estarían, Real Madrid ya con 10 victorias está dentro, Barça, Baskonia, Tenerife con 7 lo tienen muy bien, Joventut y Manresa con 6 muchas opciones, ojo Obradoiro, Burgos con 5 pueden pelearla, y grandes como Unicaja con 5 en apuros y casi fuera Valencia con 4, un equipo en crisis en la ACB y con un calendario aun complicado teniendo que jugar con Joventut, Barça, Tenerife entre otros, o Andorra con sólo 3 y con graves problemas con el covid-19 y con lesiones.

  2. Lo mejor parece postponerla a final de temporada.

    Así, quien no gana la liga, tendría opción de ‘salvar la temporada’ ganando la copa.

    • Me auto-edito:

      No he dicho nada sobre lo de salvar la temporada jugando después copa que liga.

      Jugarla a final de temporada… (¿con los clasificados del 1al8 en Enero o en Mayo?) serían como unos Playoffs con emparejamientos por sorteo y a partido único.

      No podría ser tras el final de la liga en junio porque habría equipos sin competir desde hace varias semanas (los que van cayendo en PO). Y sería raro jugar tras el final de la liga regular unos ‘PO express’ de la Copa y luego empezar los ‘PO de la liga’.

      Igual lo suyo es programarla para después de Semana Santa y con los equipos clasificados del 1 al 8 un mes antes de su disputa.

  3. Canarias suena bonito. Además todo el que entre desde el 14 de Noviembre, por ahora, lleva bajo el brazo prueba negativa de Covid para poder hospedarse en un hotel.
    Y sería chulo; pero el coste es mayor para los aficionados (lo siento amigos del CB. Canarias, se que a vosotros siempre os toca viajar) y mucha gente se pensará el tema de costes.
    Si toca sin público… pues señores sin público. Es triste, sí. Pero ahora mismo no queda otra solución. Yo no me metería cara a febrero en comprar abono para meterme en un pabellón….

    En fin. Que sea como sea y ya apañaremos. Por suerte o desgracia ahora mismo es cosa menor.

  4. Cuando pudiéramos pensar en aficionados en las gradas… no se puede porque estaríamos ya en play off. Tras ellos, como ha dicho Javier, habría equipos que han dejado de entrenar.

    Parece lo más sensato Canarias… y quizá en febrero allí pueda haber público local… un tanto por ciento pequeño pero… ¿Jugarla en las dos capitales? Dos cuartos en cada isla, una semifinal en casa isla… y la final en la que toque…

    Así el público local de cada isla, en un porcentaje del pabellón, dependiendo de la situación, igual puede asistir…

  5. A lo mejor es el momento de meterle más picante deportivo a la competición… La bomba sería que el que ganase tuviese plaza Euroliga pero será imposible.

    Una idea loquisima sería hacer un torneo paralelo con los últimos 8 clasificados y el que lo gane se asegura «inmunidad» para no descender… Así otras 8 aficiones pendientes ese fin de semana…

    Es buscar un algo que de un plus extra que intente hacer lo más atractivo la competición para intentar compensar que no haya 8 aficiones dando ambientazo a una ciudad durante 4 días…

    • Me mola infinito lo del campeonato «Survivor Series» para no descender :D

      Pero siendo el descenso un tema así de delicado, imagina que el «Survivor» cae en plazas de descenso y toca bajar al primero que se hubiese salvado. Con toda la razón del mundo argumentaría que le perjudica una norma no establecida a principio de la actual competición.

      Así pues, no lo veo viable esta temporada, pero si desde el inicio de la próxima. Y quizás con un cuadro por clasificación, no tan loco como el sorteo de la Copa.

  6. Desde el departamento de ideas de bombero, supongamos un caso extremo en el que no hay ni ciudad, ni patrocinador ni nadie interesado porque no sale a cuenta, o porque a nadie interesa jugar un torneo paralelo a o de consolación de los playoffs. Es un caso extremo, repito.

    La idea sería reprogramar las tres primeras jornadas de la segunda fase para que 4, 2 y 1 partido de esas jornadas los jueguen los clasificados en cada momento aún para la copa entre ellos según el sorteo y el paso de eliminatorias. La ventaja de campo para el mejor clasificado en primera fase.

    Se juega casi en fechas, se juega por igual en un pabellón vacío, esos partidos de liga pasan a tener máximo interés, y lo que creo resulta más interesante a nivel operativo, se tiene las fechas de la Copa para recuperar partidos aplazados (con jueves y domingo son dos jornadas para recuperar).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here