La crisis ACB: se cobra hasta cinco veces menos; americanos de 100.000 dólares y españoles a 60.000 euros o menos

68

Si alguien cree que decir que hay crisis económica en la ACB es sólo una frase manida, que lea los siguientes datos. Doce de los 18 equipos de la ACB están firmando salarios a sus mejores fichajes de menos de 200.000 euros o dólares. Pero estas cifras son para los afortunados. Muchos otros fichajes o jugadores renovados están pasando a cobrar por debajo de los 100.000. Es más, casi todos los extranjeros fichados por equipos como Murcia, Fuenlabrada, Manresa, Joventut, Estudiantes, Obradoiro o CAI Zaragoza se mueven entre los 80.000 dólares y los 150.000.

“Esta liga como potencia europea se ha muerto”, explica un veterano agente. Alguien que lleva desde el verano pasado advirtiendo a sus jugadores de que “van a cobrar menos que el año pasado aunque hayan firmado la mejor temporada de su carrera”. Otro agente, que lleva americanos, europeos y españoles, explica que “la ACB ya no puede competir con Rusia o Turquía. Y menos mal que hay crisis también en Grecia porque si no se habrían ido allí muchos americanos”.

Mientras los cuatro equipos de Euroliga más el Valencia y el Bizkaia, con 10 y 9 millones de presupuesto, pueden pelear en el mercado por buenos jugadores, los otros 12 clubs de la ACB han de competir contra clubs ucranios, alemanes o franceses, algo impensable hasta hace dos años. “Es que los equipos medianos franceses tienen presupuestos de 3 millones que en España ya no existen en Estudiantes, Cajasol, Gran Canaria, Joventut o Lagun Aro, que eran los medianos de aquí”, subraya un agente recién llegado al mundillo y que tiene jugadores a uno y otro lado de los Pirineos.

En ese baremo de entre 100.000-200.000 dólares van estar también los nuevos refuerzos del Lagun Aro, que busca americanos de bajo coste tras pagar la pasada temporada 450.000 dólares a Panko y algo menos a Baron. El Cajasol ha traído tres, Holland, Buckman y Asbury, éste con pasaporte cotonou, que cobran cada uno de ellos menos que English, que estaba en doscientos y pico mil el pasado curso.

Ni que decir tiene que el Valladolid, con unos 900.000  euros para contratar once jugadores, está ofreciendo menos de 100.000 a todas sus incorporaciones. Al haber varios canteranos y gente traída de la LEB como David Navarro por menos de 40.000 euros, pues está todo dicho. El ascendido CB Canarias también lleva unos cuantos fichajes y renovaciones con precio de Adecco Oro algo mejorado, es decir, entre 50.000 y 80.000 euros.

El Cajasol es un buen ejemplo de cómo la crisis afecta a los clubs. De tener 4,6 millones de presupuesto el pasado curso a poco más de tres en el actual. Además, tenía a tres jugadores en unas cifras importantes, Triguero, Bogdanovic y Tepic. Éste último firmó el pasado verano por 500.000 euros con un flojo rendimiento pero su contrato obliga a pagarlo y a reconvertirlo en base.

El club sevillano quería a Heurtel, ofrecido en cesión por el Caja Laboral. Cobra 300.000 el francés en Vitoria pero el Cajasol se queda sin él por no querer asumir más de 150.000 de su ficha si iba allí cedido.

El Lagun Aro ha perdido 700.000 euros de subvención así que sus fichajes son baratos. Guille Rubio ha firmado por 110.000 euros cuando ganaba más de 500.000 en Málaga hace dos años, ejemplifica un agente. Es decir, cobra un 20 por ciento de aquella cifra.

El CAI no podía pagar los 300.000 dólares netos de un jugador destacado como Bracey Wright y no pudo renovarlo. Su sustituto, Roll, cobra la mitad, añade un agente que lleva sobre todo jugadores americanos.

El Manresa llegó a un acuerdo con Gladyr para que saliera del equipo. Tenía firmados 140.000 euros netos para esta próxima temporada, una cifra inasumible para el club manresano. Ha fichado por 140.000 en Fuenlabrada, pero brutos, o sea, más o menos la mitad.

Román Montáñez no renovó en Manresa porque la cantidad ofertada eran 60.000 euros brutos, comisión de su agente incluido. Después de impuestos, unos 30.000 para su bolsillo. Salva Arco es su sustituto por 40.000 euros netos. ¡40.000 euros por jugar en ACB!, que es mucho más de lo que cobraba en el Melilla de la Adecco Oro.

Montáñez no logró en julio-agosto nada mejor. Ahora suena para el Joventut, pero no cobrará mucho más de eso puesto que la Penya tiene 1,5 millones de presupuesto para la plantilla ACB, pero una quinta parte se la lleva el contrato de Trias, a todas luces de otra época y más viso su escaso rendimiento.

Germán Gabriel ha renovado en el Estudiantes por alrededor de la mitad de lo cobrado el año pasado. También English cobra como colegial menos de lo percibido en Sevilla. Hace tres años suplentes canteranos que apenas jugaban en el ‘Estu’ como Clark, Granger o Beirán estaban entre los 120.000 y los 180.000 euros.

Ahora los suplentes que son la rotación nueve, diez, once de equipos modestos de este tipo están en una tercera parte. Si son canteranos tipo Nogueira (‘Estu’), Laso (Fuenlabrada), Olaizola (Lagun Aro), Ventura (Joventut), Balvin (Cajasol) o Alex Hernández (Manresa), por entre 20.000 y 40.000 euros.

68 Comentarios

  1. Gran artículo y con información y opinión de la buena.

    En este mareo de cifras me gustaría que en alguna ocasión Javier Maestro pudiera hacer un artículo o reportaje sobre las cifras del Fuenlabrada y sus ventas de jugadores de los últimos años.

    No debería ser un club con muchos beneficios?

  2. En el 92 en la Penya, habia un tal Tortell Poltrona, que vestido de dimoni animaba desde la banda. Con lo que cobraba en aquel entonces, hoy en dia seria el jugador mejor pagado de la Penya.

  3. Es un gran artículo. Da una imagen real de lo que se vive en el mundo del baloncesto de hoy en día, que no hace más que reflejar la realidad del país.

  4. Pues habra que tirar mas del producto nacional,darle mas importancia, responsabilizarle y curtirle antes, o es que en Serbia o Croacia son capaces de fichar poco y tirar de la cantera y aqui no? Pues por lo menos intentarlo.

  5. Aupa, Javi:
    Ya les gustaría a muchos cobrarr esas cifras tan bajas que dices. Bueno, esto es una pincelada de demagogia. Una cosa no me cuadra: si en Francia se cobra tan bien, ¿por qué se han venido para aquí muchos buenos jugadores de allí? Me imagino que económicamente la Liga Endesa ya no es el chollo de antes, pero deportivamente sigue siendo atractiva por lo que sea, ¿no te parece? Si sirve para darle un nuevo aire, más atrevido, me apunto

  6. Un gran artículo.

    En mi opinión, el baloncesto vivía excesivamente de las Instituciones, Cajas de Ahorro y patrocinios similares.

    Ahora tiene que buscar más el patrocinio privado, pero lo tiene difícil por la poca repercusión televisiva que tiene nuestro querido deporte.

    Conseguir mejorar las audiencias es un tema clave para cimentar la economía de los clubes. A ver si este año consiguen un mejor tratamiento por parte de TVE o de quien tenga finalmente los derechos.

  7. suplentes canteranos que apenas jugaban en el ‘Estu’ como Clark, Granger o Beirán.
    Claros ejemplos de cantera Clark y Granger…

Comments are closed.