El Burgos arrolla al Fuenlabrada y el Unicaja, al Joventut, con un espectacular 18 de 33 en tiros de tres puntos

0

El San Pablo Burgos derrotó sin problema alguno al Fuenlabrada (99-76), lo que permite a los de Epi sellar de manera virtual la permanencia al situarse con doce victorias a falta de ocho jornadas. El Fuenlabrada se queda con diez y todavía tendrá que remar para salvarse.

El choque quedó resuelto en la primera mitad sobre todo por el tremendo segundo cuarto del cuadro burgalés y su defensa, que provocó el 51-30 al descanso. La amplia ventaja nunca peligró en la reanudación.

99 – San Pablo Burgos (19+32+24+24: Dominique Sutton (7), Bruno Fitipaldo (5), Augusto Lima (13), Branden Frazier (16) y Paul Zipser (7),-cinco inicial- Vlatko Cancar (12), Goran Huskic (10), Álex López (8), Vitor Benite (7), Álex Barrera (3), Javi Vega (11), Robert Valge (0).

76 – Montakit Fuenlabrada (11+19+26+20: EJ Rowland (4), Ian O’Leary (9), Paco Cruz (12),Christian Eyenga (11) y Slava Kravtsov (10)-cinco inicial-,Luka Rupnik (17), Tomás Bellas (6), Marc García (0),Maurice Kemp (-), Álex Llorca (0), Chema González (5), Daniel Clark (2).

Por su parte, el Unicaja barrió al Joventut, que sigue perdiendo fuelle y está lejos del equipo duro que era hasta hace pocas semanas. El 18 de 33 en lanzamientos de tres puntos dio mucha renta y confianza a los locales mientras que el conjunto verdinegro tuvo pésimos porcentajes en la primera parte. Además, reapareció Jaime Fernández y metió 10 puntos jugando 18 minutos después de lesionarse hace siete semanas en la Copa del Rey.

Pese a meter apenas 7 puntos en el primer cuarto y 27 en la primera mitad, el Unicaja no rompió el partido hasta la segunda parte. Había un 35-27 al descanso y la Penya siguió mejorando, con un 42-40 en el minuto 26.

Sin embargo, el Unicaja despertó y el encuentro llegó a su punto álgido a escasos 13 segundos para el final del tercero cuando Alberto Díaz anotó un triple que hizo temblar la grada (52-40) y el partido entró en la recta final con un +11 para los de Málaga (54-43).

El +18 para los verdes lo consiguió Jaime. El madrileño puso el 61-43 y obligó a Duran a pedir tiempo muerto para los suyos en un partido que el Unicaja veía ya con aires de victoria.

El equipo malagueño sumó y sumó y lo hizo desde la línea de 6’75. Los cajistas estuvieron muy acertados con los triples. Le endosaron al Joventut un parcial de 25-7 a base de tiros de tres gracias a Adam Wazcynski, Dani Díez y Alberto Díaz, que sumó el 79-50 y levantó al Carpena a falta de 3:35 para la bocina final.

El equipo badalonés no bajó los brazos, tiró de experiencia gracias a la maestría de Todorovic, pero la distancia en el marcador impuesta por los malacitanos fue difícil de reducir y el partido se zanjó con un 88-63 con un triple de Carlos Suárez que selló el +25 final para los locales.

88 – Unicaja (15+20+19+34): Salin (11), Milosavljevic (5), Roberts (5), Lessort (2) y Wiltjer (7) -cinco inicial- Okouo (0), Fernández (10), Díaz (16), Díez (6), Shermadini (8), Waczynski (12) y Suárez (6).

63 – Joventut (7+20+16+20): Laprovittola (10), Todorovic (14), Ventura (4), Boungou-Colo (5) y Harangody (5) -cinco inicial- Dimitrijevic (4), Morgan (6), López-Arostegui (8), Delía (4), Nogués (0) y McFadden (3).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here