El San Pablo Burgos vence en Málaga en un gran último cuarto y el Obradoiro, en Donostia

2
ACBPhoto/Pozo

El Unicaja dio un paso atrás en sus aspiraciones de playoff tras una derrota dura en casa frente al San Pablo Burgos (93-101). Fue un partido con dos caras pues el equipo malagueño hizo una gran primera mitad, pletórico en ataque hasta irse al descanso con un 57-45. Pero en la segunda el conjunto visitante fue muy distinto y tuvo dos baluartes en Rivero y McFadden. Acabaron con 26 puntos cada uno.

El paso por los vestuarios fue la medicina apropiada para que el quinteto visitante cambiara mucho pues anuló al Unicaja durante los tres primeros minutos del tercer asalto con dos tiros libres de Rivero y un triple de Benite que ajustó el resultado a 57-52 y volvió a poner la emoción sobre la pista del Carpena.

McFadden retó a los locales desde los 6,75 y, tras siete minutos extraordinarios, el San Pablo Burgos puso las tablas por mediación de un recuperado Kravic (65-65, m.27). Al Unicaja se le atragantó mucho el juego de los de Peñarroya y se aferró a sus dos baluartes: Alberto Díaz y los triples. Así, consiguió llegar al último cuarto con una ventaja de 6 puntos (76-70, m.30) gracias a un ‘3+1’ de Abromaitis.

Con un parcial de 0-10 comenzaron los castellanos un último tramo que tuvo nombre propio: Thaddeus McFadden. El Burgos le dio la vuelta al partido en apenas tres minutos (76-80, m.34), lo que obligó a Katsikaris a parar el tiempo.

El duelo Fernández-McFadden en la disputa por la corona de triplista se asentó en la cancha, el Unicaja se agarró como pudo al partido, pero el estadounidense ofreció todo un espectáculo y llevó el partido a los 90 puntos (84-90, m.38). Aunque el técnico local quiso remendar los errores, la reacción del equipo burgalés fue tan acertada que amplió aún la diferencia para acabar con 93-101 en un magnifico último cuarto.

93 – Unicaja (30+27+19+17): Thompson (5), Fernández (11), Brizuela (18), Thomas (-), Bouteille (3) -cinco inicial-, Díaz (14), Alonso (7), Waczynski (9), Abromaitis (12), Guerrero (4), Nzosa (6) y Mekel (4).

101 – Hereda San Pablo Burgos (24+21+25+31): Salash (7), McFadden (26), Rivero (26), Rabaseda (2), Renfroe (10) -cinco inicial-, Queeley (-), Kravic (3), Benite (11), Barrera (-), Sakho (16) y Horton (-).

ACBPhoto

En San Sebastián, victoria del Obradoiro (66-79) y logra una victoria imprescindible en la lucha por la permanencia. El equipo gallego se sitúa ahora con ocho triunfos en la tabla, dos más que el Gipuzkoa Basket, que se va quedando sin opciones de evitar el descenso.

Tras el 32-31 al descanso los de Moncho Fernández hicieron un buen tercer cuarto con 26 puntos anotados que les dieron una pequeña ventaja aumentada luego en la recta final.

66 – Acunsa Gipuzkoa Basket (18+14+17+17): Faggiano (7), Oroz (11), Carlson, Radoncic (15), Okouo (15)- cinco inicial- Dee (2), Span (3), Carlson, Olaizola, Magarity (13), Motos.

79 – Monbus Obradoiro (16+15+26+22): Beliauskas (2), Suárez, Daum (9), Robertson (12), Birutis (8) – cinco inicial- Czerapowicz (18), Enoch (17), Oliver (6), Muñoz, Ozmizrak (5), Cohen (2), García.

2 Comentarios

  1. Pues vaya con los burgaleses, plantando cara a quien tengan delante. Cómo se le rebautizó de forma desatinada, talleres Pepito o ferretería García?

  2. Burgos lleva una temporada sensacional ayer con muchos jugadores saliendo del covid19 y tiene un culpable el extraordinario peñarolla ayer Abroncando a sus jugadores por su mal 1 tiempo, la segunda parte fue otra, Unicaja muy mal vaya temporada tan gris y Gipuzkoa lo tiene casi imposible ayer era una nueva final perdida con average perdido ya con Fuenlabrada con obradoiro o con Bilbao veo imposible salvarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here