El liderazgo dentro de un equipo: así lo explica el Gran Canaria

0
330

Hoy presentamos el último vídeo y aspecto a cuidar en nuestra forma de estar en un equipo. Durante ocho tutoriales, el Herbalife Gran Canaria nos ha ido ofreciendo pistas sobre cómo mejorar nuestra técnica de bote, tiro, defensa, tapones, etc. Esta vez nos fijamos en el liderazgo dentro del vestuario.

“Los líderes son las personas capaces de motivar y agrupar a personas y que están siempre pensando en soluciones más que en problemas”, explica Luis Casimiro, entrenador del Herbalife Gran Canaria. “Cuando cuentas con un buen líder en tu equipo todas las situaciones funcionan mucho mejor y es más fácil salir airoso de cualquier tipo de complicación. Además, los buenos líderes son capaces de fomentar un buen ambiente y una buena atmósfera dentro del grupo”, añade el entrenador.

Por su parte, Eulis Báez, uno de esos lídres del vestuario canario, comenta que “una de mis funciones es procurar que la gente esté contenta y ayudar a que todos los jugadores se mantengan con la cabeza alta en el trascurso del partido. Durante la temporada hay momentos difíciles, pues a algunos compañeros les va mejor que a otros. Mi función es ayudar a esos compañeros que se encuentran en baja forma anímica para que suba su ánimo y se contagien del resto del equipo”.

Casimiro diferencia dos tipos de liderazgo en baloncesto: el liderazgo fuera y dentro de la cancha:

  • El liderazgo fuera de la cancha es un conjunto de rasgos personales vinculados a la inteligencia emocional de cada individuo que comprende capacidades como la positividad, la asertividad, la empatía, la capa de motivación o la honestidad
  • El liderazgo dentro de la cancha hace referencia a todos aquellos jugadores que en momentos complicados durante un partido saben dirigir al resto de sus compañeros hacia a la victoria. Este tipo de jugadores controlan el juego y hacen saber al resto de jugadores las necesidades tácticas de cada momento

“Los líderes no se imponen, los elige el grupo. El liderazgo debe ser la suma de cada uno, pero sobre todo impulsado por los capitanes y los jugadores más experimentados del vestuario. De esta forma, las condiciones de trabajo se vuelven inmejorables y podemos crecer”, indica Casimiro.