El calendario extenuante de la Euroliga y la FIBA mata a los jugadores y el espectáculo: lesiones y renuncias

12

Giannis Athinaiou, fichado hace unos días por el Panathinaikos, ha sido el último en caer en un verano fatídico. El base griego se partió la rodilla el pasado domingo en un amistoso con Grecia, como unos días antes el serbio del Unicaja Milosavljevic. Poco antes le tocó al base del Barcelona Heurtel.

Las molestias en un pie han apartado del Mundial a Teodosic y Shved mientras que Sloukas y Moerman padecen lesiones musculares que les apartan del torneo. Como ellos, muchos antes en las semanas previas.

En otras selecciones, vemos cómo especialmente los jugadores NBA se han apartado, caso de Australia, Canadá y Estados Unidos. Si has firmado un gran contrato, no arriesgas a ir con tu selección. Si acabas de cambiar de equipo, tampoco. Si sientes que estás ante tu última oportunidad de hacerte un sitio en la NBA, pues renuncias para no arriesgar tu carrera.

Sólo poder ir a unos Juegos Olímpicos motivará ya a la mayoría de los jugadores de renombre. Claro, antes hay que clasificarse, pero ahí que vayan los jóvenes, como a las ventanas FIBA. Y como la Federación Internacional hace un preolímpico, pues ya intentaremos reunir un buen equipo y meternos ahí.

La FIBA no ayuda con su invento de las ventanas y pasando el Mundial a septiembre y ampliándolo a 32 selecciones, hasta el 2006 empezaban a mediados de agosto. Hasta el 2002, de 16 equipos. Desde Turquía 2010 se fue retrasando y desde el 2014 se pasó a 32 países. Esto hace que los jugadores que militan en equipos europeos vuelvan de sus equipos nacionales y, sin descanso, tengan que ponerse a jugar ligas y Euroliga, Eurocup o Champions League.

Además, la FIBA ha permitido que en un año de Mundial como este 2019 se haya disputado el Torneo Panamericando desde finales de agosto. Es decir, Argentina y Brasil empezaron a mediados de julio su concentración para ambos campeonatos. Después de exprimirse hasta el veintitantos de junio con el Real Madrid, Campazzo se va a comer sin descanso ambas citas con Argentina.

El base, a su vuelta al Madrid, tendrá la Supercopa cinco-siete días después de aterrizar. Luego, doble jornada liguera desde el día 25 al 29. A partir de ahí, Euroliga de 18 equipos y 34 jornadas con siete semanas de partidos dobles en Europa y dos de liga con ellos, es decir, cuatro partidos en ocho días y viajes. No hay fechas para ampliar equipos pero la Euroliga, erre que erre y los jugadores y entrenadores ni protestan apenas.

Rudy, Llull, Claver, Oriola y aquellos internacionales de Fenerbahce, CSKA, Efes, etc que vayan avanzando en el Mundial pues apenas descansarán igualmente y se unirán a sus equipos. Como hay que acabar las ligas el 12 de junio como tarde, los partidos de playoff se quedan sin fechas y, nada más acabar las diferentes ligas, concentración para ir muchos al Preolímpico.

Si tu país va a los Juegos en agosto, pues concentración en julio. Es decir, sin vacaciones desde julio del 2019 hasta finales de agosto del 2020 los principales jugadores que están en Europa. Que serán de dos o tres semanas apenas porque a mediados de septiembre tendrán que estar ya entrenando con sus equipos. Nueva temporada de 80-90 partidos y en el verano del 2021 toca Eurobasket o Campeonato de América.

¿Nos puede extrañar que las figuras que lo juegan todo porque llegan a las finales de cada torneo o liga año tras año se lesionen al no descansar y recuperar sus cuerpos al menos seis semanas?

¿Nos puede extrañar que haya tantas renuncias?

¿Alguien cree que las estrellas van a ir a un Eurobasket en cuanto cumplan 26-27 años o va a ser un torneo para chicos jóvenes?

Esto sólo lo pueden arreglar los jugadores uniéndose para parar esta locura. Pierden ellos si no lo hacen y pierde este deporte porque algunos torneos de selecciones y algunas ligas nacionales van a quedar sin interés alguno.

 

12 Comentarios

  1. Lo normal será que los torneos FIBA, queden como escaparate para acceder a equipos profesionales. Aunque en sí mismos, los torneos de selecciones no tienen mucho sentido. Sólo por su propósito en origen, la Olimpiada sería el único evento por naciones de todo el mundo, con los profesionales excluidos, como era al principio.

  2. Si los jugadores no se plantan,…ahora bien , nosotros aficionados, luego entrenadores y seleccionadores queremos que vayan a todo y triunfen…. Que los repartan ,cómo ha pasado en las ventanas… Que al europeo enviemos los sub21 o a los que tienen vacaciones más largas. Si las elecciones hacen eso, la fiba se lo pensaría. Los clubes pagan al jugador y no creo que deban ceder en esto…

  3. Como en el mundo laboral del resto de los mortales, si no hay unión para cambiar las cosas todo va a ir a peor; si se hace, es inimaginable el poder que se adquiere.

  4. Es cuestión de clubes y jugadores. El club debe cobrar de la federación la ficha de cada jugador y dia convocado, al precio de la ficha bruta de cada club… Si un jugador son tres mil diarios, que los pague si lo quiere llevar a la selección. Y asumir la ficha completa en caso de lesión, lo más importante. En esas condiciones, jugador y club, pactan si va o no va, dependiendo del estado del jugador y plan del club.

  5. La Federación es la que abusa de los jugadores y de los clubs. También la FIBA. Todos van a hacer su negocio.
    En la acb deberían eliminar la limitación de cambios en las convocatorias. Así los propios clubs podrían dar descanso a los jugadores con tanta sobrecarga de partidos.

  6. La Euroliga estaba bien con 16 equipos. Digamos que 18 sería el límite máximo. Y pretenden ampliar a 20.

    La ACB debería bajar a 16, pero insisten en quedarse en 18.

    Los torneos de selecciones deberían hacerse nada más acabar la temporada, junio y comienzos de julio (acabando las competiciones nacionales y europeas a finales de mayo). Así las vacaciones de los jugadores estarían entre julio y agosto. Y las recuperaciones de posibles lesiones. Y en septiembre vuelta al trabajo.

    Una Euroliga de 16 va de octubre a mayo. Una ACB de 16 podría encajarse en esas fechas perfectamente entre mediados de septiembre y finales de mayo (con playoff incluido).

  7. Muy valiente Maestro, con la denuncia.
    Es puro negocio. Ya veremos dónde nos lleva. Pero no creo que el cambio venga porque protesten jugadores o entrenadores. Será el mismo negocio el que se regule de la manera más inesperada; vete a saber, pero lo mismo las audiencias se inclinan por el basket femenino y eso hace que cambien cosas…

    • El problema es que la FIBA y federaciones quieran negocio. Si lo quieren, que paguen como cualquier otro club profesional, no que tomen jugadores prestados, pagando los clubes. Los jugadores hacen mal es prestarse al juego, siguiendo la propaganda patriota que promueve la federación.
      Sólo hay razones políticas, basadas en patriotismo para defender las selecciones nacionales. El nivel deportivo es un reflejo del nivel social y económico. Que razón hay para una competición en la que el nivel de tres continentes queda muy por debajo de los otros dos. Dentro de esos dos contientes, también hay grandes diferencias por historia y trayectoria de sus países. Por encima de todos hay uno, que siempre quiere mostrar que es el hermano mayor..
      Es de esperar que los clubes y jugadores profesionales acaben por plantar a la federación, y dejar las selecciones como un escaparate para las promesas en ciernes.

      • Los jugadores saben que las competiciones de selecciones tienen mucho peso entre los aficionados ‘menos implicados’… y mucha repercusión en los medios de comunicación. Saben que un buen papel en esas competiciones les hacen subir muchos enteros a la hora de negociar nuevos contratos.
        P. ej. Prepelic no hubiese sido un fichaje de Madrid ‘ilusionante’ para sus aficionados si no llega a ser por el Europeo con Eslovenia (o al menos no tan ‘ilusionante’). Eso lo mismo añadió unos eurillos a su contrato…
        Además de los temas publicitarios… imagino que si no jugasen con su selección algunos de esos contratos no les llegarían, xq siendo sinceros, si juegas en la ACB fuera del Madrid o Barça no te conoce la mayoría de la gente… hasta que juegas con la selección.
        Así muchos jugadores profesionales lo mismo no quieren renunciar a los torneos (además del orgullo que puedas tener por defender la camiseta de tu país)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here