¿Te acuerdas? Rullán, estrella inesperada del título de Copa de Europa del Real Madrid en 1980

54

La Copa de Europa hasta mediados de los noventa, cuando amplía el número de equipos y es el embrión de la posterior Euroliga, tuvo equipos legendarios, sobre todo en los años setenta y ochenta. Del Varese al Cantú, del Maccabi al Real Madrid y durante algunas temporadas, Milano, Aris de Salónica o CSKA.

Los partidos entre blancos y macabeos jalonan la historia de la competición desde finales de los sesenta. En esta final de 1980 el Madrid tenía a Brabender y Corbalán, a jóvenes como Romay e Iturriaga…

La final del principal torneo continental de la época fue un gran partido. Siempre igualado, Rafa Rullán, un pívot que jugó largos años en el Madrid y ayudó en muchos títulos de los setenta, fue clave y el máximo anotador con 27 puntos, por 21 del tosco Meister, un pívot que fue decisivo con 21 y con 22 semanas antes en la victoria en Belgrado. Aquel Partizan tenía ya a Dusan Ivkovic de entrenador y al gran Dalipagic como una veterana estrella. Dos años después firmó por el Madrid precisamente.

54 Comentarios

  1. Al final ya de su carrera fue uno de los primeros pivots en tirar de tres. Grande Rafa que vivió la tragedia de perder a su hijo adolescente en el calentamiento de un partido en el colegio San Viator.

  2. Javier, enhorabuena por esta nueva sección que has creado de “¿Te acuerdas de…?”. Ya me pareció muy interesante el post de la final de Copa del TDK. Espero que esta sección se convierta en fija.

    Por cierto, comentaste hace unos meses que incluso habías hecho entrevistas a grandes de nuestro baloncesto; y en concreto mencionabas una muy interesante a Carles Ruf. Te animo a que añadas nuevas entrevistas. Y te pediría si por favor puedes volver a poner en portada alguna de esas entrevistas, para los que no te leíamos en esa época

    • Vamos a hacer más vídeos y entrevistas de jugadores y momentos de los años ochenta y noventa.
      Vídeos históricos de la NBA, Copa de Europa, Recopa, Liga y Copa del Rey

      • Enhorabuena Javier por el nuevo rumbo que le has dado a la web. Si encestando.es era la web de referencia en lo que a baloncesto se refiere, ahora con más razón.

  3. Curioso destino el que la vida tenía preparado para el jugador número 5 de la foto de equipo que acompaña al artículo.

  4. Yo a Rullán lo vi poco., pero siempre he tenido la sensación de que ha sido “maltratado” por la Historia. Con Treinta y pico años aún fue decisivo en la final de la Recopa ganada con los famosos tiros libres de Jackson, y yo que lo ví dando sus últimos coletazos siempre pensaba que en su plenitud tenía que haber sido muy bueno.
    Que nadie olvide la historia, (EN SU TOTALIDAD Y NO POR CACHOS) Es el Patrimonio Esencial de un club.

    • Rullán fue un jugador interior con mucho protagonismo en su época, que se fue alejando de la zona para convertirse en un tirador fiable, porque las metía. Supongo que la aparición del segundo extranjero en la liga y que las zonas se llenaron de más kilos hizo que evolucionara a posiciones exteriores. El primer cuatro exterior que yo recuerdo.

  5. Gracias Javier, muchas gracias.
    Yo sí me acuerdo, esta debe de ser una de las pocas cosas buenas de tener cumplidos ya unos cuantos años.
    De Rafa recuerdo su extrema delgadez, su buena técnica y un tiro característico a la media vuelta contra tablero.
    Del duelo contra el Maccabi, como ya señalaron sus protagonistas, es de destacar las defensas que Lolo sacó de la manga para desconcertar a los macabeos. Lolo fue un grandísimo entrenador, y siempre observé con tristeza que los medios periodísticos vendieran a Aito como paradigma de modernidad (que lo era) olvidando a Lolo Sáinz, cuando Lolo había puesto sobre la pista ideas como lo cambios defensivos o los pivots corriendo el contraataque por la calle central en cada oportunidad que era algo infrecuente en su día (o así lo recuerdo yo).
    También recuerdo al gran Martín Tello que creo que calificó al descomunal y hercúleo Earl Williams como el “eslabón perdido” de la humanidad. Perry y Williams formaban la mejor pareja de la época sen los críticos.
    En cuanto llegue a casa me pongo a ver el partido. Lo que me desconcierta es la presencia e Dalipagic en esa final.

  6. Si lo hizo, no fue con el Madrid, cuando él llegó al equipo blanco fue ya al final de su carrera. Pero tango que ver el partido para descubrir si jugaba con el Maccabi.

    • No, como dice en el artículo en ese año Dalipagic jugaba en Yugoslavia, en el 81 se fue a Italia, donde perdió la Korak contra el Juventud. Luego vino al madrid y vuelta a Italia. Yo siempre le recordare cómo le tuvieron que sujetar para que no pegase a Petrovic después de que lso ruos les remontasen en el mundial de España.

  7. Dalipagic formó pareja en el Real Madrid con el gran Mirza Delibasic, este jugaba todo y Dragan sólo en Europa.
    Rullán fue un adelantado a su tiempo, míticos sus duelos sacando de sus casillas al gran Dino Meneghin.

  8. ¿Cuántos visteis por la tele ese partido?
    Yo sí.
    ¡Menudo Macabi! Vaya recuerdos. (Mañana cumplo 52 añitos de nada, así que he visto hasta a Vicente Ramos).
    Ah, Héctor Quiroga, la voz del baloncesto de aquellos años, que pronunciaba “San Epifaño”…

      • Grande Héctor Quiroga, cuando todavía en vez de canasta decía enceste.
        Por cierto yo también lo vi. ¿Os acordáis alguno de aquel 2×3 que falló Prada? No recuerdo en que temporada fue, pero parece que lo estoy viendo ahora mismo.

        • Lo recuerdo perfectamente, aquello marcó a Prada, incluso creo que los tiraba para jugar la final.

          Se quedó durante mucho tiempo aquello de que el que fallaba tiros libre era “un Prada”

          • Era en primavero del 79, y el partido decisivo Madrid-Varese para decidir quién jugaba la final contra el Bosna Sarajevo (de Delibasic y VArajic, pero también de Svetislav Pesic, si no recuerdo mal). Por lo que me ha contado mi padre (yo nací ese año), el Madrid iba ganando ese partido contra una Varese sin Meneghin (por lesión) hasta que una zona nos cortocircuita. Vamos a la prórroga y en la última jugada, con el Madrid perdiendo por 1, Prada fuerza una falta. Pero en esa época, regía la norma del 3×2. Si Prada metía uno, la segunda prórroga estaba asegurada, y si metía dos el Real pasaba a la final. Falló los tres tiros libres y ese fantasma ya le persiguió para siempre (como a Cardeñosa en el Mundial de fútbol del 78)!

        • Yo también lo ví. Soy sólo 4 años más joven que Rob y Lost.
          Castellano, el viernes en el Palacio hubo un jugador turco (del Darussafaka) que “hizo un Prada” lo comentamos entre la gente que nos sentamos juntos que estamos todos frisando los 50 por arriba y poco abajo. Falta de triple y falló los tres tiros.

        • Por cierto me sale la vena arbitral y recuerdo todas aquellas reglas que se han ido abandonando paulatinamente: el 2×3 al que hacíamos referencia, el 1+1, el derecho de opción..
          Molaría hacer un artículo sobre eso.

    • Felicidades, nos llevamos casi dos meses así que soy incomparablemente más joven…me quitas un peso de encima 😀 😀 😀

  9. En 1980 Dalipagic jugaba en el Partizan. De hecho, Maestro ha escrito que el Madrid eliminó al Partizan en semifinales, y que “aquel Partizan tenía ya a Dusan Ivkovic de entrenador y al gran Dalipagic como estrella”. Dalipagic jugó luego en el Madrid en la temporada 1982-83 (una temporada en la que no ganamos ningún título). Por cierto, yo era un niño, pero a quien recuerdo de la temporada 82-83 era al finísimo y elegantísimo Mirza Delibasic (que me impactó), apenas recuerdo a Dalipagic.

    • Eso es.
      En esta Copa que gana el Madrid en 1980 también jugaron contra el KK Bosna de Mirza que hizo partidos de 40 puntos o más esa temporada. luefo lo fichó el Madrid y, por supuesto, le dedicaremos un artículo.

  10. Agradecimiento infinito para Javier por esta sección, que a partes iguales nos alegra y nos envejece.
    Rafa Rullán fue un profesional de una solidez incuestionable. La evolución que experimentó el baloncesto ya en aquellos años le expulsó de su posición de center. De sus duelos con Dino pasó a desarrollar el papel de lo que ahora se llama un 4 abierto. No le fue mal. Desgarbado, con un físico débil, dicen los que le han tratado que como persona es excelente.

    La final de 1980 marcó el final de una etapa: la del mítico y recordado Varese, que desde 1969 había comparecido en todas las finales.

  11. Interesante ver una final de los ochenta. Se nota la ausencia de la línea de tres, el Madrid jugando sin escolta, con dos aleros, sólo el base utiliza el dribling para atacar, la defensa del equipo muy cerrada sobre los pivots macabeos. Tremendo trabajo de Corbalán en las ayudas defensivas sobre los pivots rivales y flotando descaradamente a Aroesti. Un Madrid con poquísimo banquillo. Me queda también la sensación de que es el principio del fin de una dinastía (que se dice ahora) porque Corbalán, Brabender, Walter van cumpliendo años, y ya no están ni Clifford ni Cristóbal ni Cabrera.

  12. Me pregunto si dentro de 30 años el baloncesto será tan diferente al actual como el actual al de los 80.

    ¿Habrá línea de 4 puntos? ¿De 5? ¿Se jugará con posesión de 14 segundos siempre? ¿Se ampliarán las canchas? ¿Qué cambios tácticos nos esperan de los que ahora no podemos ni imaginar? ¿Una nueva defensa totalmente desconocida?

  13. Me hacen gracia las pintas de los jugadores con esas equipaciones ajustadas y las barbas y pelos largos. Yo también vi algo de aquella época y recuerdo el antiguo pabellón de la ciudad deportiva del R.M. lleno de humo.

  14. Yo con jugadores como Rullan, Romay o Moses Malone o Parish en la NBA tengo una visión distorsionada de su calidad ya que cuando yo empecé a seguir con claridad este deporte ellos ya estaban al final de sus carreras.

    El caso más claro es Romay al que tengo como un pívot suplente y lento ya que es lo único que yo casi le vi

    • Romay es un ejemplo perfecto de lo importante que puede llegar a ser un especialista. Romay era lento en el desplazamiento lateral, al principio de su carrera fallaba bastantes tiros libres, jamás fue un buen tirador, sus recursos en ataque se limitaban a un “ganchito” a la media vuelta, Sin embargo el Madrid y la selección le deben mucho a su capacidad de intimidación y control del rebote. Romay era un 2,13 con gran envergadura y un buen salto vertical. Fue fundamental para que el Madrid ganase una liga al Barcelona gracias a la gran cantidad de fallos que provocó a los tiradores Epi y Sibilio (no había línea de tres todavía) y decisivo para que España derrotara en la semifinal olímpica de L.A. a Yugoslavia. Sin duda Fernando Martín fue un cisne, Romay un patito feo, pero fue el patito feo más importante de la historia del baloncesto español.

Comments are closed.