Lunes, 12 septiembre 2011 (9:29)
Mentir en la edad es algo habitual en el baloncesto de base y ahora es más útil para cumplir con las tres temporadas de formación de los nuevos cupos

Mentir en la edad es algo habitual en el baloncesto de base y ahora es más útil para cumplir con las tres temporadas de formación de los nuevos cupos

Autor: -

No es un tema baladí el de la edad de un jugador en formación ya que para ser cupo de canteranos deben estar seis meses al menos durante tres temporadas entre los 16 y los 20 años en un equipo español. Si se falsifica su edad y ‘se les hace’ más jóvenes, más tiempo para cumplir esos plazos. Y si se les ‘hace’ más mayores de lo que en realidad son, pues ya se les puede firmar un contrato profesional, cosa que algunos desean, cuentan los clubs y los agentes.

Además, ¿quién no ha oído eso de que ‘los africanos tenían 17, 18 ó 20 años en cada pierna’ cuando se habla con un entrenador de cantera en relación a un rival o una selección con la que se ha jugado en un torneo internacional? Mentir en la edad está a la orden del día en el basket de base.  Te lo comentan sin ambages en los clubs y federaciones autonómicas. Siempre hay sensación de que alguno tiene más edad de lo que se dice por físico cuando se hablar con técnicos sub 16 ó sub 18.

Ha habido denuncias en las federaciones madrileña, vasca y canaria al menos, de las que nuestra web tiene constancia. Pero las federaciones autonómicas se borran y la española no ha entrado a fondo en este asunto. Hay clubs que nos dicen que todos saben que hay chicos de más edad de la que presentan en su ficha federativa y que lo ve cualquiera, pero… los papeles dicen lo que dicen y las federaciones no se mojan. Estos clubs nos dicen que los campeonatos autonómicos y estatal se ven adulterados por tener cadetes o juniors de edad falsa.

Claro, en estos momentos con doble nacionalidad y sin ocupar plaza de extracomunitario, un jugador estadounidense es muy más interesante. Así han proliferado en el último año y medio los americanos georgianos, búlgaros, bosnios, macedonios, azerbayanos o montenegrinos.

El problema es que al admitirse ahora en España a los africanos ‘cotonou’ -por un acuerdo de la Unión Europea con la Unión de Países Africanos, del Pacífico y Caribeños-, pues se abre otra veta para ‘nacionalizar’ jugadores de países y mercados a los que, sin ese convenio firmado hace mes y medio, no se prestaría atención.

Ahora, tener un pasaporte cotonou abre puertas. Y tener chavales con proyección de esos países, también al no ser extracomunitarios. Pero al menos que tenga los papeles en regla, ¿no?

3 Comentarios
  1. Carlos dice:
    Gran artículo Javier. Tratas temas que ninguna web se atreve a tocar.
  2. [...] caso Letuni que ha estallado la mañana de hoy lunes, Javier Maestro ha aportado el pasaporte del jugador congolés de las categorías inferio….. Su historia es simple, con 15 años -ahora 17 y mide 2.24-  llegó a [...]
  3. [...] desde el caso Wallace y su pasaporte congoleño, con Joan Creus en el punto de mira hasta el caso de Bienvenu Letuni con el colofón de publicar en la página web Encestand… Muchos agentes a las consultas se desmarcaban off the record "eso sólo lo hace [...]