Los Rockets arrollan en San Antonio con 22 triples y cómodo 1-0 para los Cavaliers

8
589

Comenzaron dos semifinales más de Conferencia tras empezar el domingo la que enfrenta a Celtics contra los Wizards. Esta próxima madrugada es el turno para los favoritos, los Warriors, que reciben a los Utah Jazz.

La clave del triunfo de la franquicia de Houston fueron los 22 triples que anotaron en 50 lanzamientos.

CAVALIERS 116- RAPTORS 105

Ganaban por 22 puntos al final del tercer cuarto y en el último los visitantes pudieron maquillar la derrota. Clara superioridad de los Cavaliers desde el 30-18 al inicio.

Lebron James metió 35 puntos y ya lleva 88 partidos de playoffs de 30 puntos o más en su carrera, empatando a Kobe Bryant. Por delante sólo Michael Jordan con 109. Ni con Valanciunas ni sin el lituano y jugando con Ibaka de cinco lograron los Raptors competir. El español, 15 puntos con un 3 de 3 en triples.

Cavaliers: Irving (24), JR Smith (6), LeBron James (35), Love (18), Thompson (11) –equipo inicial-; Fry (5), Williams (4), Shumpert (5), Korver (6) y D. Jones (2)

Raptors: Lowry (20), DeRozan (19), Carroll (3), Ibaka (15), Valanciunas (6) –equipo inicial-; Powell (12), Patterson (5), Tucker (13), Joseph (10), VanVleet (6), Poeltl (2) y Wright (2).

Parciales: 30-18, 32-30, 34-26 y 20-31.

SPURS 99 – ROCKETS 126

Que perdieran los Spurs podía suceder, claro, pero que llegaran a estar 39 abajo al inicio del último cuarto era impensable. Harden sumó 20 puntos y 14 asistencias jugando sólo 31 minutos pues pudo descansar mucho; Ariza, cinco triples y 23 puntos; Capela, 20 puntos y 13 rebotes y la lluvia de 22 triples sepultó a los de Popovich. Al descanso dominaban por 30 puntos (39-69), la mayor desventaja de los Spurs en la historia de los playoffs, como 22 es la mayor cifra de canastas de tres encajada de siempre en playoffs.

Los árbitros expulsaron a Nene Hilario al inicio del último cuarto tras un rifirrafe con Dedmon, que fue expulsado también a raíz de otra acción minutos después. Leonard, con 21 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias fue el único que destacó en su equipo. Pau Gasol, 6 puntos y 6 rebotes en 22 minutos en pista.

Spurs: Parker (11), Green (8), Leonard (21), Aldridge (4), Lee (0) –equipo inicial-; Ginóbili (8), Anderson (9), Bertans (0), Dedmon (6), Pau Gasol (6), Mills (7), Simmons (11) y Murray (4).

Rockets: Harden (20), Beverly (7), Ariza (23), Anderson (14), Capella (20) –equipo inicial-; Nene Hilario (7), Gordon (11), L. Williams (13), Harrell (1), Brown (3), Dekker (3), Wiltjer (3) y T. Williams (1).

Parciales: 23-34, 16-35, 28-27 y 32-30.

8 Comentarios

  1. Muy mal los spurs . El juego interior todo un desastre ( en especial Aldridge y Pau). Ya se vió en la anterior serie en la cual lo pasaron fatal antes Memphis ( un equipo más que se adapta mas al juego y a la edad de los Spurs) y se ha visto que contra un equipo run and gun empiezan a pesar los años de Parker, Ginobili, Pau y compañia. La serie aún no está acabada pero este puede ser un fin de ciclo y puede que a final de año toque reconstrucción alrededor de Leonard

  2. Es alucinante lo difícil que es mantener la calma cuando te anotan triples con porcentajes muy altos, cuando la realidad es que si sigues haciendo las cosas como debes esos porcentajes maravillosos tienden a la normalidad. Es verdad que también depende el tiempo que quede de partido para mantener la cabeza fría.

    Pero lo que ocurre normalmente es lo contrario, los ajustes defensivos que haces te llevan a peor situaciones, y la frustración provoca que pierdas los papeles también en ataque. 69-39 al descanso. Houston es un equipo que juega mucho con estas cosas. El primer partido de la serie de Boston empezó de una forma similar pero en este caso los Celtics no perdieron los papeles y fueron metiendo sus ataques con bastante sufrimiento hasta que llegó su momento.

    El baloncesto moderno se juega por fuera. Hace 20 años era al contrario, aparecía el center poderoso que te destrozaba por dentro, el que te hacía perder los papeles, y al final te las metían por dentro y por fuera.

    El juego de Houston es maravillosamente sencillo, si entran los triples, pero es que normalmente les entran.

    • Pienso que si tienen tan buen porcentaje es porque tienen grandes tiradores, eso está claro ( Anderson, Ariza, Gordon, Lou Williams, etc..), pero sobre todo porque normalmente son tiros librados, producidos por las defensas 2 contra 1 que se producen contra Harden, que liberan mucho espacio y juegan el extra pass perfecto

      • Los Rockets han tirado el 46,3% de sus tiros en LR de tres, supongo que el porcentaje más alto de la historia. No es nada casual, su plantilla está confeccionada para eso, yo no he visto tanto pick&pop en mi vida. Este dato está en más de 10 puntos porcentuales por encima de los Warriors, que dan la impresión que tiran mucho de tres.

        En playoffs los Celtics están tirando más de tres que Houston, ahora mismo los dos equipos, visto lo visto, son favoritos para jugar sus finales de conferencia. Mientras que Spurs y Wizards acaban tirando de tres sobre el 28% de sus tiros en LR, en playoffs curiosamente algo más. Es el baloncesto del triple.

        • Es tambien un poco en la linea de lo que hace el Real Madrid en Europa. Con gente como Llull, Randolph, Carroll, Rudy, Maciulis, etc basan gran parte de su juego en bloquear y tirar o en llegar en transicion y lanzar. Ataques rápidos, muchos jugadores con capacidad para anotar de 3, amenaza de penetracion para doblar y tirar… Cuando tienen el dia te caen 90 puntos fácil. Mientras el Barça con su juego lento basado en Tomic, ataques largos y poca circulacion de balon sufre para llegar a anotar 60 puntos. Hoy en dia como decis el basket tiende al run and shut. Por ello se necesitan jugadores rápidos, explosivos, atleticos y versatiles. Tanto en USA como aqui.

        • Houston nunca ha perdido en la temporada cuando convierte sobre el 40% de sus triples (21-0), un 29-3 cuando convierten al menos un 38% de triples, y un increíble 34-4 si convierten al menos un 36%.

    • Muy de acuerdo y muy bien expresado.

      En la primera parte lo que ocurre son dos cosas; una, que a Houston le entra casi todo y dos, que a SA, aún fabricándose buenos tiros, no le entra casi nada. Yo tiendo a pensar que es por esta razón que SA pierde la calma. Aunque como bien dices, es posible que la frustración defensiva haga que se ofusquen en ataque.

      En cualquier caso, interesante debate; cómo reaccionas cuando el rival lo enchufa todo y se te va en el marcador aunque tú estés jugando bien pero con poco acierto. La diferencia en baloncesto actual, es que las brechas se abren en mucho menos tiempo y una buena racha casi te da un partido. Saludos.

Comments are closed.