FIBA, Euroliga, Unión Europea, federaciones, jugadores y clubs en una guerra por las ‘ventanas’ que nadie va a ganar

43

Como era de esperar, a medida que se aproximan los primeros partidos de las ventanas FIBA, quedan sólo dos meses, la polémica en torno a ellos crece. Como es sabido, hay partidos de selecciones en noviembre, febrero y julio pero sin los jugadores en la NBA y tampoco los de la Euroliga.

Esta competición acordó no parar para permitir a la FIBA organizar bien esas ventanas. Seguramente, una mala decisión pero como aquí todo el mundo cambia competiciones por su cuenta y sin contar con los demás actores del baloncesto, pues ahora tenemos una guerra absurda que nadie puede ganar. La FIBA ha pedido a la Unión Europea que se posicione en su favor.

Los clubs de Euroliga avisan de que sus jugadores no estarán con la selecciones. Algo que está por ver si es sasí al cien por cien puesto que la Federación Española, por ejemplo, anuncia que va a convocar a los mejores disponibles, lo que traslada el conflicto directamente a ellos forzándoles a enemistar o con el club que les paga o con su federación.

José Ramón Lete, del CSD (foto FEB.es)

En cuanto varias federaciones tomen la misma decisión de convocar a los que estén en Europa y alguna decida ir, problema al canto. ¿Y si Shermadini, Heurtel o Dubljevic dicen a sus clubs que para ellos es importante estar con su país y clasificarlo para el Mundial?

La FIBA presiona a través de las federaciones nacionales para que éstas se posiciones claramente por las ventanas y en conflicto con la Euroliga. En España, la FIBA y la FEB piden el apoyo del gobierno a través de José Ramón Lete, secretario de Estado para el Deporte. Lete dice que “el CSD continúa en su posición de mediar para que este problema se solucione de la mejor manera posible para todas las partes. Durante las últimas semanas hemos mantenido reuniones en el CSD con todos implicados, incluida la FEB y la Euroliga. Desde nuestra posición agotaremos todas las vías de diálogo posibles para encontrar una salida a esta complicada situación”.

Felipe Reyes hace así de portavoz de sus compañeros: “No sé cómo lo van a hacer, sinceramente. No sé con qué jugadores se van a disputar esos partidos de selecciones. Los jugadores de la NBA y de la Euroliga creo que no van a ir, no le veo mucho sentido meter partidos clasificatorios para campeonatos tan importantes sin que puedan estar la mayoría de los jugadores. Veremos qué pasa, aunque la suerte que tenemos en España es que contamos con jugadores de mucho nivel y siempre va a salir una selección capaz de competir”.

Son muy significativas las palabras de Albert Soler en el Barcelona pues este directivo fue secretario de Estado para el Deporte precisamente no hace muchos años: “La ley no es igual en todos los países. Hay países es que se obliga a ir a las selecciones y en otros no. En España se les obliga si son convocados y, por tanto, el problema lo tenemos con los jugadores españoles, ya que están bajo la Ley del Deporte”.

Asimismo, Soler dice que “esperamos que la Federación Española, la FIBA y la Euroliga no tengan que llegar a poner sobre el jugador y los clubes la decisión de ir o no a las Selección, especialmente porque en caso de negarse pueden ser sancionados. Aquí defendemos los intereses de los jugadores y aún no hay una decisión al respecto de lo que pase cuando llegue ese momento”.

Eso sí, en nombre del Barça, aclara que “como club tenemos muy claro que queremos tener a todos los jugadores disponibles en todos los partidos de Euroliga, pero no podemos obligar a un jugador convocado por su selección a que no vaya”.

El Zalgiris también comunica que no dejará irse a los jugadores que paga que puedan ser convocados por alguna selección quedándose sin ellos en la Euroliga.

Por último, el presidente de la Federación, Jorge Garbajosa es tajante: “Como siempre, vamos a conformar la mejor selección posible y eso pasa por convocar a los jugadores de Euroliga. La Euroliga ha dicho pública y privadamente que no piensa parar la competición y que los jugadores son libres de decidir dónde van a jugar. Nosotros estamos obligados a defender los intereses del baloncesto español y la Selección es su gran estandarte. Las selecciones son el motor del baloncesto español y por eso vamos a conformar el mejor equipo posible”.

Su homólogo en Francia, Jean Pierre Siutat, pide “de forma urgente a la Euroliga que permita tener a disposición de las selecciones a los jugadores y a la FIBA, que luche por la igualdad de condiciones de todas las selecciones”, pues la gala o la española estarían sin sus estrellas ante otras que no tienen tanto jugador en la NBA o Euroliga. Asimismo, avisa de que, como Garbajosa, convocarán a los jugadores franceses en la Euroliga. Igualmente, también pide a la FIBA modificar el calendario y las ventanas puesto que su selección se ve muy perjudicada al irse los jóvenes a la NBA o universidades americanas con el problema que conlleva luego poderlos convocar.

La Euroliga ha propuesto este jueves quitar las ventanas y que las selecciones jueguen partidos clasificatorios y torneos en julio dando agosto de descanso completo a los jugadores. Aquí arriba figura su calendario.

Con rapidez, la FIBA ha rechazado esta propuesta sin negociar nada u ofrecer alguna variación. No desea cambiar de septiembre a julio sus torneos, recuerda que la Euroliga les envió una carta señalando que no pondría trabas a sus jugadores para ir a las ventanas, cree que podrían haber empezado antes los partidos y poner más semanas con doble jornada. Asimismo, indica que el calendario de partidos clasificatorios está hecho para los próximos años y ya no se puede tocar.

43 Comentarios

  1. Eso mismo he pensado yo siempre….en qué mente cabe el obligar a un trabajador por muy deportista de élite (o no) que sea a acudir a una selección sí o sí.

    El acudir debe partir de dos voluntades. La del seleccionador en cuestión y la del seleccionado. Ahora mismo esta segunda se le presupone …..obligadamente (como el valor en la mili).

    Muchas veces me he preguntado cuánto tiempo pasará hasta que un jugador decida acudir al Constitucional o al TJUE. Hasta que un Bosman decida tirar por la calle de en medio.

    Eso sí, el día que lo haga el susodicho que se prepare para recibir todo tipo de lindezas y parabienes por parte de un nutrido número de periodistas (los mismos que luego dicen que no hay que mezclar política con deporte) acusándole de sentir poco la camiseta o alta traición a la patria.

    Y todo esto que he dicho me vale igual para la selección de España, de Eslovenia, Finlandia, Bhután o la República Independiente de los Països Catalans.

  2. Es vergonzoso que una organización que debe primar el deporte por encima de todo se enfangue en este sinsentido por chupar del tarro de los ingresos de todos, clubes, euroliga son empresas que deben ganar dinero para pagar a sus jugadores, sus socios y sus accionistas. Los señores de la FIBA únicamente deberían tener ingresos para promoción y gesión del baloncesto mundial.
    Que la FIBA iba a decir no a la Euroliga estaba claro, lo que ofrece la Euroliga ya lo tenían, solo era cuestión de modificar su calendario, porque no pisaba el calendario de nadie. Aquí los directivos/poltroneros FIBA, FEB y demás quieren irse de viaje tres veces al año en lugar de una, y si puede ser a varios sitios, pues mejor, que Noviembre y Febrero son muy aburridos si no.
    Y mientras tanto, el jugador tiene dos decisiones, o me sanciona la FEB o me sanciona mi club, yo si fuera ellos renunciaría antes de que me convoquen si no hay acuerdo entre ellos.

Comments are closed.