Jueves, 05 febrero 2015 (9:43)
Entrevista a Salva Maldonado: “Está claro que si la afición se lo pasa bien yendo a vernos, ya cumplimos un objetivo. Y si encima ganamos…”

Entrevista a Salva Maldonado: “Está claro que si la afición se lo pasa bien yendo a vernos, ya cumplimos un objetivo. Y si encima ganamos…”

Autor: -

El entrenador del Fiatc Joventut ha alcanzado un grado de madurez tras una larga carrera en los banquillos que le hace ofrecer una imagen muy pausada y nada histriónica en los banquillos, al contrario que otros técnicos. Sus jugadores lo agradecen, cuentan éstos, y Salva Maldonado cree que le da buenos resultados, aunque se acuerda bien de que “hace años yo chillaba mucho”. Se le ve especialmente feliz y a gusto en el conjunto badalonés, donde parece haber encontrado un grado de complicidad con el club y la afición muy gratificante. Si a ello se une que cada temporada van mejorando los resultados pese a las estrecheces económicas, pues todas las partes se declaran contentas.

Esta es la entrevista que hemos mantenido con el entrenador del Fiatc Joventut:

Cuando un equipo de presupuesto modesto completa una gran temporada como venís haciendo en la Penya, la frase tópica reza que ‘ni en los mejores sueños se podía pensar en algo así’.

Hombre, era difícil prever esto en agosto. Mirando atrás, creo que fue clave sustituir las dos pérdidas más importante que tuvimos en la plantilla, Shurna y, sobre todo, Guillem Vives. Nos movimos bien y se dieron los condicionantes para poder traer a gente que había estado en el club, que lo conocía y quería jugar con nosotros. Gente como Mallet y Sergi Vidal que querían recuperar unas sensaciones especiales teniendo ya una edad, disfrutar en la cancha de otra manera. Y después han salido bien las dos apuestas más claras que hicimos, Suton y Hannah. Yo confiaba en que podíamos hacerlo bien, sobre todo en el primer cuarto de competición. Si tú mantienes el bloque, que lo hicimos con unos cuantos jugadores, y no hay lesiones y aciertas en casi todos los fichajes, el rendimiento inicial debe ser bueno. Tienes cierta ventaja sobre otros equipos con muchas caras nuevas a integrar y a veces con nuevo entrenador. Pero también fue clave empezar ganando desde las primeras jornadas y poniendo unos objetivos ambiciosos a la plantilla y que los vieran lógicos. Les dije que este año había que ir a la Copa del Rey tras quedarnos otros años a las puertas y lo hemos buscado sin esconderlo. Hay muchos jugadores veteranos y no les asustó, además de saber ayudar a los más jóvenes, y hemos sabido jugar con la tensión necesaria para competir y sin agobiarnos.

Pero son 14 victorias en 19 jornadas. Con 11 también habrían entrado en la Copa y su temporada seguiría siendo notable. Pero 14, ganando al Barça, el Bilbao, Unicaja…

Hemos hecho una buena mezcla de veteranos y jóvenes y hay una gran química en el vestuario. Asimismo, tenemos un método de trabajo de años atrás y una forma de ver el baloncesto que ellos comparten y disfrutan. Además, hemos sido muy eficientes a la hora de ganar los partidos ajustados. Hemos perdido alguno, como contra el Real Madrid o Andorra, pero ganamos en Manresa o el Palau. Eso te da confianza para seguir trabajando y mejorando. ¿Soprendido? Bueno, lógicamente no pensaba que en la jornada 18 tendríamos 14 ganados, sí que podíamos hacer una primera vuelta buena si no había lesiones importantes. Pero es que en la jornada 4 íbamos con 2-2 y nos tocaba ir al Palau. Ganar allí nos llenó de buenas sensaciones y nos indicaba que nuestra línea de trabajo era buena. Pero sabemos que estamos un poco en nuestros límites, por encima de lo previsible. Pero el basket provoca estas cosas, hay mucha igualdad entre comillas entre muchos equipos de la Liga, pero si haces un equipo compensado y con ambición y las cosas empiezan bien, puedes estar arriba. Creo que también es importante estar ganando mucho en casa, creo que llevamos ocho victorias consecutivas en el Olimpic y si miras la clasificación, los primeros son los que hemos estado muy fuertes en casa. Ahora se trata de mantener el nivel los próximos meses. Vamos a ganar y a perder partidos pero se trata de seguir la misma línea de trabajo y de competir siempre.

También han ganado fuera varios partidos, cinco. Por eso están arriba, porque esta temporada el porcentaje de triunfos global a domicilio es el más bajo en muchos años. Ahí la experiencia de los Savané, Mallet, Kirksay, etc. les ayuda. El año pasado era al revés, perdían casi todos los finales apretados.

Sí, hemos sacado unas cuantas victorias fuera, varias muy ajustadas y eso al final es clave. Tener más de un cincuenta por ciento de victorias en partidos apretados te coloca arriba, si pierdes la mayoría, pues estás abajo. También creo que nos ha ayudado ganar muchos partidos a equipos digamos de nuestra liga, San Sebastián o Murcia fuera, a Estudiantes o Tenerife en casa… Y la experiencia claro que ayuda, este año somos más rocosos en los finales de partido. Hay más experiencia en la cancha para jugarlos, y eso se nota mucho fuera de casa.

Jugáis con un estilo de juego muy determinado y muy distinto al resto de equipos. ¿Es algo predeterminado o viste en la pretemporada que era lo que necesitaba la plantilla que habíais construido?

No, no, venimos trabajando estos años sobre una idea, casi la teníamos desde que cogí el equipo en el 2011. En mi primera temporada fue distinto pero en la segunda vuelta ya fuimos a por ella y desde luego el año pasado ya pusimos las bases de este estilo de juego. Queríamos ir a un basket de primeros segundos del ataque, de buscar opciones de tiro rápido y transiciones rápidas para encontrar rápido un lanzamiento bueno, sin especulación. Pero también veíamos que para eso tienes que ser bueno en defensa. Nos fue bien el año pasado aunque no ganáramos tantos partidos, pero nos fue bien como estilo de juego apropiado para este equipo y a la afición también le gustaba.

Por tanto, ha sido persistir en un modelo.

Los resultados son números, pero las sensaciones también cuentan y eran buenas la pasada temporada. Nuestra afición iba al pabellón y se divertía más allá de que ganes o pierdas, que es importante claro, pero que la gente esté contigo y crea en lo que propones no me parece poco. Hemos persistido en esa idea de juego mejorándola con las incorporaciones. Buscamos dos bases americanos anotadores y que te dan ritmo y hemos seguido aplicando el modelo. Al conocernos más y tener más anotación con ellos y más experiencia, los resultados este año son mejores. Y disfrutan los jugadores y nuestra gente. Hemos intentado equilibrarnos mejorando en defensa y lo estamos consiguiendo. En los dos últimos meses creo que hemos mejorado mucho atrás. Siempre he intentado adaptarme a las plantillas que me dan y cuando ya está más de un año, buscar jugadores en verano para ir hacia una idea de juego que he ido madurando con el paso del tiempo. También con los años he buscado si es posible no tocar nada durante la temporada, no fichar, confiar en el grupo. Incluso hace dos años se nos fue Gaffney y no fichamos. En Fuenlabrada el club vendió a Batista en diciembre y subimos a Biyombo del filial. Es decir, intento acoplarme a lo que tengo y sacar el máximo rendimiento a mis jugadores.

Se te ve dirigir muy pausado, sin dar una voz, siendo muy claro y preciso en los tiempos muertos…

He cambiado.

¿El jugador lo agradece?

Yo tengo mi forma de entrenar y otros tienen otra y les va perfecta, ojo. Yo he cambiado, anda que no he chillado yo cuando entrenaba a chavales o empecé en Manresa… Sí pienso que el jugador ha de entender que tú le puedes ayudar, que hay una idea de juego que tú propones como la adecuada para sacar resultados. Pero puede haber equilibrio, creo que hablando nos podemos entender. Yo propongo pero les escucho. E intento no chillar mucho, pero lo he hecho eh.

Se les achaca a veces que lanzan muchos triples, pero como dices habéis hecho una plantilla para ello. Al mismo tiempo, es algo que otros también practican, Bilbao, CAI, Tenerife… Igualmente, no siempre entran esos tiros y ganáis partidos lo mismo a 90 puntos que a 80 ó a 70 o menos.

No hemos inventado nada, no siento que nos estén copiando esto o lo otro, sería muy pedante por nuestra parte. Cada entrenador tiene su manual y todos nos conocemos. Nosotros tenemos una filosofía de juego muy pensada, no elegida porque sí. Está estudiada y analizada con datos por mí y mis ayudantes. También en Fuenlabrada empecé a aplicarla si no recuerdo mal. Nos dimos cuenta de que, en general, los equipos que menos anotan, ganan menos partidos y están abajo. Hay que defender pero hay que anotar siempre más que el contrario. Y para eso, sumar de tres en tres ayuda y más cuando equipos más modestos no podemos tener el talento puro que tienen los grandes equipos. Y luego hemos buscado no tirar de tres por tirar, sino que tenga un sentido dentro de una idea de juego. Por otro lado, este es un juego de fallos y aciertos. Y cuando no tienes un buen porcentaje de tiro ni superespecialistas ni jugadores que la meten a una pierna, desequilibrados…, la defensa ayuda a ganar. Por eso esta temporada hemos buscado también ser buenos atrás, no sólo en ataque, y creo que lo vamos consiguiendo. Tenemos un 34-35 por ciento de acierto en triples, que tampoco es extraordinario, así que si no defendiéramos ni anotáramos cerca del aro, no podríamos ganar. Obradoiro y Estudiantes al principio de la temporada nos llevaron a un juego de cinco contra cinco y sin dejarnos anotar cómodos. Uno lo ganamos y otro lo perdimos. Por eso les hago ver que necesitamos estar bien atrás también, no sólo en ataque. Además, si un equipo se encuentra cómodo defendiendo en ataque juega con más confianza. Y no olvidemos decir que el rival también juega. A veces no salen las cosas porque el rival no te deja.

Hay 1.500-2.000 personas más de media en las gradas esta temporada que hace dos, así que parece que la afición disfruta con el equipo, y más si tienes gente de casa.

Sí, eso se ve, la gente está con su equipo y quiere un juego alegre. Si hay gente de casa, pues todavía está más con su equipo. Tenemos chicos jóvenes y otros que se fueron en su día pero han vuelto y conocen el club y la gente los valora. Al final, toleran más los errores de Ventura que de Mani Quezada, por poner un ejemplo. Y es lógico que sea así, los has visto crecer, sabes que se han formado en tu casa y los aprecias más. Y tengo claro que si la afición se lo pasa bien yendo a vernos, eso ya es un objetivo fundamental que hemos cumplido. Más allá de los resultados, si disfrutan de ver a su equipo, para el club es una satisfacción. Y si encima ganamos, hay buenos resultados, pues disfrutarán más, sobre todo recordando tiempos no tan lejanos donde no eran tan buenos.

Están Ventura, Llovet, Suárez o Barrera y también un Miralles que regresó hace año y medio y Vidal, de vuelta el pasado verano. Dos que se fueron en su día con cierta polémica y parece que la gente los ha acogido muy bien.

El deporte tiene estas cosas. Miralles se fue digamos no muy bien y Sergi fue distinto. Han pasado muchos años y si tú ves que un jugador formado en casa regresa y lo da todo por su camiseta, la gente sabe perdonar. La gente sabe que son situaciones especiales. También es verdad que se fueron con 18 años y ahora tienen más de 30. Ellos aceptaron volver a un club muy distinto y desde el primer momento dijeron ‘vuelvo a casa’, supieron reconocer que ésta es su casa y eso al aficionado le gusta. Es gente comprometida, como también Savané o Mallet, competitiva y con ganas de ayudar a los jóvenes a crecer. Necesitamos ese compromiso para crecer y ser mejores, porque al final tienes que ganar partidos y salvar la categoría y no tenemos un gran presupuesto.

Cómo tú dices, hay que compaginarlo todo: sacar canteranos, que maduren y también ganar partidos, jugar bien, recuperar a parte de la masa social que se fue… Como entrenador tienes una difícil tarea porque lograr todo a la vez parece imposible.

Tenemos más jugadores veteranos y no tengo la sensación de que hayan bajado los minutos de los jóvenes. Se nos fue Vives por una situación de mercado y no lo podíamos retener, si no sería otro canterano más y ya nos dio un buen nivel el pasado año.  Un día me decía uno ‘los dos bases que tenéis son buenos, pero son bajitos’. Bueno, ¿y qué? Yo no miro ni la altura ni la edad, ya llevo unos años en esto y he aprendido que ni la altura es un impedimento ni la edad tampoco. Intento buscar el punto bueno de cada jugador para la idea de equipo y juego que pretendo. Quiero jóvenes pero con ganas de crecer y hambre para quitar minutos a los consagrados y veteranos con ilusión, no que vengan aquí a retirarse sin más. Yo me siento cómodo entrenando jóvenes y a veteranos que pueden enseñarles el oficio. Tampoco estamos teniendo chavales supertalentosos, no todas las generaciones son iguales. Que te salgan seguidos un Rudy y un Ricky no pasa cada año ni cada cinco, aquéllo hizo un poco de daño entre comillas, porque ya se esperaba que cada chaval que saliera fuera una estrella y eso no es posible.

Aún faltan un par de semanas para la Copa, pero dime algo de cómo la afrontáis, tras unos años sin que el Joventut la dispute.

Hay que darlo todo en el primer partido, esa es la idea. Como me imagino que está pensando el Gran Canaria, nuestro rival. Y como pretenderá el CAI ante el Madrid, etc. Sólo la gana uno y siete se van a casa, antes o después, pero se van sin ganarla. Sólo hay un vencedor y por eso es un torneo tan especial. Se concentra todo en cuatro días, la emoción y lo que es la propia competición, ganas o fuera. Vamos a ir con toda la ilusión y con ganas de hacer un buen trabajo el primer día. Será importante llegar bien en lo físico y de confianza, con buenas sensaciones de los partidos previos. No quería que nos tocara el Gran Canaria y es el que nos tocó. Pero no porque pensara que es mejor o peor que otro, faltaría más.

Esta última pregunta es personal y te la hago pero si no la quieres responder lo entiendo perfectamente. En esta vida hay que mojarse en los temas más complicados y que una persona del mundo del deporte lo haga, me parece genial. Dijiste en su día que te declarabas independentista en el proceso soberanista que vive Cataluña, pero es algo que te puede cerrar puertas para entrenar en el futuro fuera de allí. ¿No lo pensaste?

No, no, no, lo dije y lo he defendido luego varias veces más siendo muy consciente de mi posición política. Quien me conoce, sabe que intento ser honesto en todo. No creo que deba esconderla ni pienso que sea ofensiva para nadie. El que lo vea así, pues no podremos trabajar juntos porque mi posición será para él un obstáculo. Pero si sucede, me importará cero y nada. ¿Si me puede quitar un puesto de trabajo fuera de Cataluña? Estoy en una etapa de mi vida donde yo también trabajaré donde me apetezca. Yo no tengo nada contra España, claro está, todos mis abuelos eran andaluces y tengo muchos amigos y conocidos en muchos sitios. Pero me siento catalán y son mis sentimientos. He trabajado muy a gusto en Ourense, Las Palmas, Fuenlabrada… y siempre tuve unas ideas políticas de izquierdas muy claras. Pude trabajar siempre sin problemas porque a mí al final me fichan como entrenador y he defendido cada club en el que he estado al máximo porque los otros temas son para fuera de la cancha.

12 Comentarios
  1. Marc dice:
    Excelente temporada y excelente entrenador.
    Yo puedo asegurar que en la grada nos divertimos y eso que no todos los partidos han sido buenos, pero sí vemos un juego alegre
  2. Thor dice:
    Enhorabuena a Joventut por la gran temporada que está haciendo, aqui nadie regala nada y es un placer ver ahí arriba a un equipo que genera simpatías, hace buen basket y que cuida desde siempre y como nadie la cantera. Zorionak
  3. Nombre dice:
    De toda la entrevista, lo que más me ha gustado ha sido esa última pregunta personal. No sabía que conocer la ideología política de un entrenador era relevante para el aficionado de baloncesto. Cada día aprendo más con esta web.
  4. Dani dice:
    Grandisimo entrenador y grandisima temporada. A pesar de la “rivalidad” siempre me ha caído especialmente bién la penya. Aún recuerdo como salté con aquel triple de thompson (y eso que nos eliminaron en semis). Me alegro mucho. Y el que le cierre una puerta por cuestiones políticas es que no es muy inteligente. Él sabrá.
  5. Thor dice:
    La obligación de un periodista es preguntar, seguramente a muchos catalanes les interesará saberlo, que a alguno no se lo parezca, no es para dar clases de periodismo a nadie.
    Chapeau al periodista por la pregunta y también al entrenador por responde y ser consecuente con sus convicciones. Me parece oportuna la pregunta y valiente su respuesta. El que quiera dar clases a la Universidad
    • Nombre dice:
      Pues ya puestos, que le pregunte la próxima vez cuál es su postura favorita, que estoy en ascuas…
      • Xavi dice:
        Pues a mi me parece perfecto que se rompa con el estereotipo de que los deportistas sólo pueden hablar de su profesión. De hecho, aplaudiría que se hiciera más a menudo, para animar a los deportistas a romper este tabú. Acaso los demás no podemos hablar de lo que nos de la gana? Pues lo mismo los deportistas.
        .
        En este sentido, creo que debemos de agradecer que existan deportistas como Salva Maldonado o Sitapha Savané (los dos, curiosamente, del mismo club).
        • Nombre dice:
          Vale, pues ustedes me perdonen por opinar. A mí, particularmente, me interesa Salva Madonado como entrenador de baloncesto, sus opiniones políticas no me parecen en absoluto relevantes. Es más, si uno atiende un poquitín a lo que dice, pues yo creo que el hombre tampoco es que sea muy lumbreras, ya que el periodista le pregunta por su sentimiento independentista y él te sale con que siempre ha sido de izquierdas. En fin, que cada uno piense lo que le parezca oportuno, pero vamos, en una web de basket y entrevistando a un entrenador de basket, yo creo que lo suyo es hablar de basket, el resto es cotilleo y morbo. Pero parece que decir esto se lo toman algunos como un ataque personal y salen a defender al periodista como si en ello les vaya la vida o estuvieran a sueldo. Qué carácter.
  6. SUPERCARROLL dice:
    Qué gran entrenador y qué temporada está haciendo la Penya. Y lo de que sea independentista es absolutamente respetable. A mí me interesa el entrenador de baloncesto. Las opiniones personales son opiniones personales. OJalá la Penya vuelva por sus fueros y este año alcance las semifinales de la ACB. Se agradece. Ojo lo dice un madridista
  7. Yellow dice:
    Me quedo con que debemos separar lo que sucede en las canchas de nuestras convicciones socio políticas. Ahora bien, siempre nos tropezamos en la vida con situaciones contradictorias: Salva se fue del Granca porque los dirigentes del Cabildo decidieron reducir la aportación publica al Club cuando el coach pretendía ‘crecer’. No se engañen ni precipiten; lo decidieron el PSOE y Nueva Canarias, zurdos ellos…
  8. Yellow dice:
    Obviamente, su temporada está siendo extraordinaria y merece todas nuestras felicitaciones. Esto es maravilloso para el deporte.
  9. Amberes dice:
    Un ejemplo de un entrenador que entiende la idiosincrasia de un club como la Penya y saca el máximo partido de ella.
    Un ejemplo a seguir para los que han perdido su identidad en los últimos años y vagan en la mediocridad.