Entrevista a Berni Rodríguez: “Es un capítulo que queda atrás, pero me habría gustado seguir en Unicaja”

0

Tras toda una vida en Unicaja, Berni Rodríguez cambia de aires y de objetivos. En las filas del UCAM Murcia, el malagueño dejará de pelear por títulos y luchará por cotas más modestas. Sin embargo, no por ello pierde el alero las ganas y la ilusión; palabras omnipresentes a lo largo de todo su discurso.

¿Cómo se encuentra el equipo a pocas horas de empiece la Liga Endesa?

Con muchas ganas y mucha ilusión. Queremos que empiece ya la temporada. Somos un equipo bastante joven. Tenemos mucho camino por delante y esperamos que las cosas vayan saliendo bien.

¿Cómo se ve en el papel de veterano que va a tener que desempeñar usted en un vestuario donde nadie más alcanza la treintena de años?

Bien. Cuando el club se interesó por mí hizo mucho hincapié en el tema de la experiencia. Hay muchos jugadores jóvenes, muchos de ellos nunca han jugado en la Liga Endesa y en ese aspecto será importante lo que yo pueda aportar.

La experiencia nos dice que suele ser arriesgado apostar a la vez por muchos americanos que nunca han pisado una cancha FIBA. Es el caso de Marcus Lewis, Ragland y Gattens, ¿Se están adaptando bien a un baloncesto distinto?

Veremos cuando empiece la liga, pero en líneas generales creo la adaptación está siendo muy buena. Son gente joven, con mucha ilusión y muchas ganas.

Acostumbrado a luchar por títulos con Unicaja y por medallas con la selección española, ¿resulta difícil cambiar la mentalidad y pasar a pelear por la permanencia?

Son objetivos diferentes. Para el Murcia es igual o incluso más importante la salvación que para Unicaja poder jugar una Final Four o un playoff.

¿Le duele haber salido de Unicaja por la puerta de atrás habiendo sido tantos años un referente del equipo?

Es un capítulo que ha quedado atrás, pero sin duda preferiría que las cosas hubieran sido diferentes. No ha podido ser. Me habría gustado quedarme, pero por unas razones y otras ahora estoy en Murcia y eso nos lleva al siguiente capítulo, en el que me siento bien y con muchas ganas.