En canchas de tierra al aire libre, con tanteos cortos… Y un partido presenciado por 13.500 espectadores. Así era el basket-ball de preguerra hace 75 años

1
197

Aún no existía la NBA. Faltaban ¡21 años! para el nacimiento de la Liga Nacional, pero tal día como hoy hace 75 años el baloncesto ya levantaba pasiones. Sin querer frivolizar ni entrar en discusiones políticas, así era el deporte de la canasta en España antes del estallido de la Guerra Civil.

Introducido en 1921 por el religioso Eusebio Millán, el basket-ball -como era denominado mayoritariamente hasta el franquismo- tuvo en Cataluña su germen. Allí nació sólo un año después el decano de esta especialidad en nuestro país, el Laietà, que perdió frente al CE Europa el primer partido de baloncesto dentro de nuestras fronteras. Un 8 de diciembre de 1922, este último se imponía por 8-2 en el marcador, en un choque disputado… en un campo de fútbol.

Mientras en 1923 arrancaba ya el I Campeonato de Cataluña, no sería hasta 1931 cuando lo haría el de Castilla, a la par que nacía la sección de baloncesto del Madrid, sin el ‘Real’ tras la proclamación de la II República. Unos comienzos difíciles, descritos así por Luis Miguel González López en su obra “El rey de Europa”: “Los campos, descubiertos y con pistas de tierra o ceniza, dificultaban las acciones de los ardorosos jugadores. Algunos de ellos llevaban la boina calada sobre su cabeza y era bastante común que calzaran alpargatas”.

Equipaciones muy diferentes a las que portan los baloncestistas de hoy en día, donde sin embargo raramente se alcanzan aforos similares al registrado aquel 18 de abril de 1933 en la Plaza de Toros de Goya.

En el marco de los festejos de conmemoración de la República, y según informó el diario ABC, hasta 13.500 espectadores se dieron cita en dicho coliseo para presenciar un amistoso entre las selecciones de Madrid y Lisboa, donde los portugueses cayeron por un apretado 15-14.

Eran momentos de expansión en el baloncesto estatal, con el nacimiento del Campeonato de España ese mismo año y la consecución de la medalla de plata por parte de la selección en el primer Europeo de la historia, en 1935.

Presea que concedía a los nuestros la oportunidad de disputar los Juegos de 1936 en Berlín, donde el basket-ball debutaba como deporte olímpico.

Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil cercenó, como otras tantas cosas, el desarrollo del baloncesto español, que no alcanzaría la gloria absoluta hasta 70 años después en Japón. Pero esa ya es otra historia.

1 Comentario

  1. Me parece un articulo interesante, para quien no lo sepa como empezo el basket en España, que no tiene nada que ver con el basket de ahora, las diferencias son intergalacticas. Mi abuelo fue uno de las primeras personas que jugaron al baloncesto en España, en las instalaciones deportivas que habia por entonces, donde trabajaba, y yo estoy muy orgulloso de eso. Me contaban que cuando jugaban la gente, que no conocia ese deporte, los miraba cono diciendo que hacen esos…les parecia raro, claro eran los primeros pasos de este deporte tan maravilloso que disfrutamos hoy en dia.

Comments are closed.