El resumen de Messina en el Real Madrid: 58 millones gastados, 18 fichajes y ningún título

0
encestando.es tu blog de basketball
encestando.es tu blog de basketball

Ettore Messina ya es historia y el resumen es que ha dirigido 109 partidos a los blancos en 18 meses, de los que ha ganado 76 y ha perdido 33, es decir tiene un 69,7% de victorias. Ha utilizado a 26 jugadores, haciendo 18 fichajes si contamos a Samb y Fisher, dos fichajes temporales que apenas pisaron la pista pero que fueron fichados para reforzar los entrenamientos y al equipo durante unas semanas.

El gasto ha sido de 31 millones en la sección el pasado curso y en el presente de 27, uno de los cuatro presupuestos más altos de Europa. Fracasason Kaukenas, Jaric, Lavrinovic y Vidal el pasado curso y lo de Almond fue una mala broma. Velickovic no le convenció ni en la campaña anterior ni en la actual, donde Tucker no ha mejorado a Bullock, defenestrado por el entrenador italiano al igual que Hervelle o Garbajosa. Y en cuanto al juego, pocos encuentros brillantes quedan en las retinas de los aficionados. Sí mucha victoria con un espectáculo discreto.

Julio Lamas y Maljkovic ganaron el 59% de sus encuentros como técnicos del Madrid, Scariolo, el 66%, Obradovic y George Karl, también el 69%. Joan Plaza, el 71%. Como se ve, nombre míticos y otros de principiantes en la última década y media del Madrid. Ninguno se consolidó y todos chocaron con obstáculos de todo tipo que se resumen en una sola idea que atraviesa la sección de basket del Madrid desde hace mucho: falta de apoyo del club, de cariño hacia el hermano pequeño del fútbol y carencia de un proyecto a medio plazo con pilares sólidos y rumbo fijo, sin que el edificio se derrumbe ante los vaivenes de un mal resultado o un curso regular.

No parece poco dinero esos 58 millones para cero títulos y montones de frustraciones en finales perdidas, eliminatorias a cinco partidos perdidas frente al Barcelona y el Caja Laboral, palizas vergonzantes contra el Barça, manchas en el prestigio como esas derrotas en Alicante o Charleroi y la del pasado jueves frente al Montepaschi Siena.

A estas alturas ya es sabido que ha dimitido dejando en la estacada al equipo en la fase caliente de la temporada. Los motivos son tres, mala relación con casi toda la plantilla, pésima en el caso de varios jugadores; falta de sintonía con la directiva por distintos desencuentros; e incapacidad para sacar más partido al plantel. “No puedo más con este equipo” dijo a los responsables del club como última frase en la corta reunión que mantuvo con ellos para ratificar su dimisión irrevocable.

Messina se fue dando una rueda de prensa sin querer hacer sangre ni cargar las tintas. Reconociendo la tensión existente con el plantel y preocupado por la división interna y externa en relación a su figura y su trabajo.

Su ayudante Emanuele Molin se queda como primer entrenador por ahora. Falta ver si en un par de semanas los resultados le acompañan y hay un cambio de imagen en el juego y la sensaciones que transmite el equipo blanco, que de estar bajo mínimos en las tres últimas derrotas pasó a ganar de forma trompicada el sábado frente al Joventut tras ser pitado por un amplio sector de la afición.