El desarraigo territorial de los clubes: solo un 13% de jugadores milita en equipos de su comunidad

9

Con el adiós de Berni Rodríguez a Unicaja y de Víctor Claver a Valencia el pasado verano, ambos clubes no solo perdieron a dos históricos referentes sino también a dos representantes de la tierra.

Cada temporada que pasa, decrece el número de baloncestistas que militan en equipos de su comunidad autónoma -por no estrechar demasiado el cerco-. Este curso la cifra se sitúa en 28, o lo que es lo mismo, solo el 13,20% de los 212 jugadores que ahora mismo disputan la Liga Endesa.

Conjuntos como UCAM Murcia, Obradoiro, Cajasol o el propio Unicaja no cuentan entre sus filas con ningún murciano, gallego o andaluz respectivamente; mientras Larry Abia, Javi Vega, Sergio Sánchez, Unai Calbarro, Javier Marín y Salva Arco suponen la ‘cuota étnica’ de Valencia, Fuenlabrada, Gescrap, Baskonia, CAI Zaragoza y Assignia Manresa.

Antagónica es la composición de la plantilla del FIATC Joventut. Hasta seis catalanes (Trías, Llovet, Oliver, Ventura, Vives y Barrera) portan la camiseta verdinegra, por los tres que en la otra acera visten la blaugrana (Sada, Navarro y Rabaseda).

Pero ni siquiera un terceto como en el caso de Barça o Lagun Aro (Salgado, Olaizola, Motos) es lo más habitual. En el Real Madrid, las cesiones de Dani Díez y Jorge Sanz han dejado a Carlos Suárez y al canterano Hernangómez como únicos representantes de su comunidad autónoma en el vestuario; misma cantidad que presenta su vecino Asefa Estudiantes (Jaime Fernández, Vicedo).

En las islas, CB Canarias y ‘Granca’ cuentan cada uno con dos insulares (Richi Guillen, Heras y Guerra, Alvarado), tantos como castellano-leoneses en el Blancos (Nacho Martín e Izquierdo).

Al menos, el porcentaje se eleva cuantiosamente si hablamos del número de jugadores españoles presentes en la Liga Endesa: un 45% para un total de 96 baloncestistas, aunque aquí se incluyen nacionalizados como Oleson o Mirotic entre otros.

Ahora que nuestro deporte como producto de consumo está más en entredicho que nunca, ¿creen nuestros lectores que este desarraigo geográfico de las plantillas supone un elemento que aleja al aficionado? ¿O simplemente es consecuencia natural de un mundo cada vez más globalizado en todos los aspectos de la vida?

¿Se hermana más la grada con la territorialidad o con la calidad? ¿Alguien duda de la identificación de los hinchas de Real Madrid, Baskonia o Estudiantes con Bullock, Scola o Caner-Medley por extranjeros que fueran?

9 Comentarios

  1. En mi humulde oipinón creo ue el arraigo principal, el que genera vinculación de un equipo con su afición es que haya jugadores españoles en el equipo (dado el momento de la ÑBA), lo de la CCAA creo que no marca la diferencia.

  2. Coincido con @PEDROPALOMO. Es más cuestión para el aficionado el ver jugadores españoles q locales. Lo del tema de “local”, lo veo más en el sentido de jugadores de la cantera, donde pueden suponer un plus el ver un jugador procedente de un colegio y/o club de la ciudad, q entrando en las categorías inferiores del club, tiene el reflejo del jugador del 1º equipo (Este año, Jaime y Willy en el Estudiantes y Madrid respectivamente). Aunq claro, viendo el libre mercado en las categorías inferiores, estos casos cada vez se darán menos. El caso del Joventut lo pongo a parte, xq esto entra dentro de su filosofía (cosa q todos los clubes deberían hacer)

  3. Es consecuencia del entorno económico del negocio. Hay unos centros económicos muy claros en España: Barcelona, Madrid, País Vasco, Valencia, Bilbao a los que se une Málaga, adonde tienen que ir los jugadores profesionales porque hay dinero y afición.
    Son economías de escala y el efecto es la concentración y la mobilidad geográfica. Funciona a todos los niveles, incluso a nivel de baloncesto de cantera, en juveniles quién juega en el club del barrio, cuántos jugadores de liga EBA del Estu han ido al Ramiro? ¿Porqué un chaval de un colegio de Barcelona se va al Joventud? Porque ahí juegan los mejores.

  4. A ver si cuaja la política del FCB y pronto empieza a aumentar el número de jugadores formados en la base en el primer equipo. Puede ser una opción ante la pérdida de competitividad frente a clubes de otras ligas con más poderío económico.

    • Siento contradecirte pero la politica del FCB es comprar jugadores jóvenes y crear cupos de formación con gente de cualquier pais. Abrines, Todorovic, Hezonja, Erikson, Spires, Abdoulaye, Hakanson, Draskovic, Zhigoulin, Josep Pérez… ninguno de estos es catalan, al menos hay un mallorquin y un valenciano. Los catalanes del Barça B son 3: Paulí, Marc García y Creus. Si nos ceñimos a lo que dice el artículo, el Barça B no es precisamente un buen ejemplo de generar una cantera de jugadores locales.

      En cuanto lo del poderío económico, no creo que ese sea un problema que sufra precisamente el barça…

  5. En este país el basquet – y los jugadores- que se siguen es el de la selección… y ¿dónde juegan, Gasol, Calderon, Ibaka etc…?

    y gracias a que el Madrid se ha dejado los billetes, este año se veran duelos Navarro-Rudy, que son los jugadores qeu juegan en España con tirón entre el “gran público”.

    Otra cosa, estimadoas/os foreras/os son nuestros “paladares” que gustan de ver cierto arraigo en las plantillas, en barcelona disfrutan del retorno de Jasikevicius que estuvo unos años maravillosos antes, en el Estu le tenemos un cariño a Germán trabajado temporada tras temporada de dar la cara, sé que algún madridista aún echá de menos de Hervelle, no por bueno si no por dejarse la camiseta y ser un rostro familiar.

    En definitiva lo que quiero decir es qeu más allá de las rutilantes estrellas de la “ÑBA” que gustan del favor de todos, los jugadores peleones que se pasan unos cuantos años con la camiseta de tu equipo son los que se ganan el cariño de la hinchada.

    ¿Qué más de de donde sea Pancho? Sigue siendo el jugador en activo más valorado por la afición del Estu.

  6. Como decís, yo creo que el hecho diferencial es el jugador de cantera que sube al primer equipo, sea éste de la región o de cualquier otro sitio.

    Y como segundo paso, aquel jugador que, aun viniendo de fuera, lleva mucho tiempo en un Club, Pancho Jasen o Germán en el Estu, por ejemplo.

Comments are closed.