El Baskonia prosigue su escalada con un triunfo en Burgos y el Unicaja, en crisis, cae en Andorra

5

El Baskonia prosigue su escalada desde el cambio de entrenador. El quinto triunfo (76-100) en la Liga Endesa llegó en Burgos para ascender a la séptima posición en la tabla. Su rival sigue hundido con apenas uno y con los problemas de siempre en defensa.

Los baskonistas hicieron un 8 de 11 en triples hasta el descanso y eso les dio mucha confianza. Ya se sabe que el equipo burgalés encaja muchos puntos y eso les impide competir mejor muchas veces.

44-57 en la primera mitad para los visitantes y Timma destacaba con 15 puntos. Al final del tercer periodo, un 55-75 que dejaba claro que la victoria visitante sería clara. Ganaron de paliza y con el ataque repartido: 18 puntos de Shengelia, 17 de Timma, 15 de Voigtmann y un 15 de 33 final en triples.

76 – San Pablo Burgos (23+21+11+21): Corey Fischer (0), Sedekerskis (2), Jenkins (13), Deon Thompson (13), Huskic (14) -cinco inicial-; Thomas Schreiner (4), Álex Barrera (-), Javi Vega (2), Sebas Sáiz (9), Gailius (15) Edu Martínez (0), Álex López (4).

100 – Baskonia (24+33+18+25): Timma (17), Janning (13), Granger (9), Poirier (4), Shengelia (18) -cinco inicial-; Vildoza (3), Miguel González (0), Voigtmann (15), Malmanis (0), Huertas (8), Rodrigue Beaubois (13), Iván Martínez (0).

En Andorra, un 36-30 al descanso después de 20 minutos donde tuvieron pequeñas ventajas casi siempre tras empezar con un 9-0. Copeland destacaba con 9 puntos en el estreno ante su público tras ser fichado hace una semana. 2 de 10 el Unicaja en intentos de tres en esta primera mitad y 4 de 8 en tiros libres.

Estiraron un poco la diferencia los locales en el inicio del segundo tiempo pero se acercaron de nuevo los de Plaza, que llegaron al último cuarto con un 48-43.

55-52 a falta de 3 minutos y un triple de Walker colocó el 58-55 restando 58 segundos en un tramo de partido muy flojo y de mucho desacierto. Falló McCollum, falta personal a Jaime Fernández, que metió los dos tiros libres. Luego otros dos para el 62-57 y acabaron venciendo por 66-60. La crisis del conjunto malagueño se agrava.

66 – Andorra (16+20+12+18): Albicy (5), Jelínek (6), Blazic (7), Copeland (11), Diagne (6) -inicial-, Fernández (12), Stevic (6), Karnowski (2), Walker (8), Colom (3).

60 – Unicaja (15+15+13+17): McCallum (10), Milosavljevic (7), Waczynski (14), Augustine (4), Shermadini (8) -inicial- Salin (9), Suárez (4), Díaz (4), Díez (0), Brooks (0).

5 Comentarios

  1. Unicaja tiene que cesar a plaza ya. 4 derrotas en una semana, pero…. A quien traes? Hay entrenadores de nivel en el mercado actualmente? Tal vez echar a plaza y traer a un Quintana todavía sería peor….

  2. Puff que mal está el Unicaja, lleva muchas derrotas seguidas, les va a sentar bien el parón liguero, para mi no es un problema de entrenador, el año pasado con Plaza ganaron la Eurocup, con muchos triunfos a domicilio, el problema que tienen para mi es de los jugadores, han fichado fatal. Okou o como se llame es un paquete, Mirosaljevic es un jugador del montón, luego Sasu Salin idem de lo mismo, otro jugador del montón, tambien Maccalum no termina de adaptarse al basket Fiba, creo que la falta de talento es lo que les esta perjudicando, y encima su mejor jugador Nedovic suele tener lesiones, en fin que pintan bastos para el equipo malagueño.
    Baskonia enorme, van a más, tienen una confianza tremenda, hoy muy acertados en el triple, y que bueno es Granger, no entiendo como el Barça dejó escapar a este jugón.

  3. Plaza, de nuevo:

    ‘No voy a ser yo quien se queje de que jugamos muchos partidos (5 en 9 días). Otros le hacen y les funciona, pero no yo”

    Eso … sin que ningún entrevistador pregunté nada en Rueda de Prensa !

    “No voy a ser yo quien se acuerde de las bajas”. Eso tambien antes de que los periodistas preguntarán por la baja de Nedovic (luego ya sí y se extiende)

    Realmente, creo que se pasa. Haz como muchos, expon las causas que consideres. Además, su explicación previa era totalmente lógica , comprensible y, como siempre, muy bien argumentada.

    Pero … volver a salir con la misma cantinela (lo de decir “no seré yo quien se queje de …”) , antes de que nadie le diga nada … empieza a resultar ya muy curioso.

Comments are closed.