Contracrónica del tercer duelo de la final: Mirotic, el joven MVP que ya domina el ‘clutch time’ pero aún no los partidos

18

Dos canastas rápidas recién comenzado el choque… y dos tempranas personales que mediado el primer periodo le mandarían al banquillo hasta el comienzo del segundo tiempo, cuando otras dos nuevas faltas hacían prever que Nikola Mirotic seguiría desaparecido en esta final. Como Carroll. Como Huertas. Como Tomic.

Pero cuando nadie lo esperaba, el ala-pívot montenegrino emergió como el MVP que es para dar un golpe de autoridad, encestando la friolera de 12 puntos en los últimos 3 minutos de encuentro y otorgando la victoria al Real Madrid.

Así, la muñeca del ’12’ merengue volvió a demostrar que no se agarrota en el denominado ‘clutch time’. Una virtud de la cual ya dejó constancia ante el Valencia en los cuartos de final de la Euroliga en 2011, contra el Unicaja en la primera jornada del ‘Top 16’ del pasado curso o mismamente en el segundo partido de la actual serie frente al Barça.

Sin embargo, dos desafortunadas personales -incluida la decisiva sobre Oleson- empañaron el martes la actuación de Mirotic, quien este viernes fue el héroe y alcanzó los 18 puntos… en un mal encuentro a nivel personal.

Y es que todavía seguimos aguardando un gran partido del balcánico en una cita importante, pues es lo que se espera de un baloncestista de su potencial más allá de exhibiciones un tanto intrascendentes ante escuadras modestas como Valladolid o Manresa. Justo es decirlo el día que su actuación ha sido clave para el triunfo de su equipo, pues lo contrario sería oportunismo barato.

Curiosamente, esa es la mejor lectura que puede hacer el montenegrino de este tercer asalto de la final, donde pese a su papel irregular fue el mejor del Real Madrid junto a Felipe Reyes.

Tampoco olvidemos que apenas tiene 22 años y que todavía tiene que crecer, aunque ya le exijamos como a un veterano. De momento, la presión no le tumba en los instantes decisivos y que alargue su dominio durante los 40 minutos completos del choque solo parece cuestión de tiempo.

Por ahora, en el Palau ha renovado otro voto de confianza.

18 Comentarios

Comments are closed.