Conferencia Oeste: los Warriors con Durant quieren recuperar el trono; los Spurs buscan ser la alternativa y varios equipos en tierra de nadie

0
168

Si en la Conferencia Este sólo Nets y Sixers parecen equipos desahuciados y media docena al menos aspiran a pelear por entrar en playoffs, en el Oeste la situación es muy distinta. Por bien que lo hagan Wolves, Suns, Pelicans, Kings o Nuggets, nadie prevé que aspiren seriamente a playoffs. Sólo a no estar entre los peores de esta Conferencia. Los Lakers, ni eso, quién los ha visto y quién los ve. Y dos franquicias tan clásicas y aspirantes a dar guerra en el pasado como Houston Rockets y Dallas Mavericks no parecen tener muchas opciones salvo disputar la primera ronda. Lo mismo cabe decir de Oklahoma Thunder tras la marcha de Durant. Pelear por la octava plaza del Oeste parece su única ilusión. Luego habitualmente hay alguna sorpresa agradable y quizá Nuggets o ‘Mavs’ estén en playoffs. Pero eso parece predestinado a los Utah Jazz.

Pocas dudas hay de que Warriors, Spurs, Grizzlies, Clippers y Blazers estarán en las eliminatorias. Las otras tres franquicias que accedan lo harán sin opciones de avanzar a semifinales de Conferencia… salvo que alguna lesión en otros equipos o algún intercambio de jugadores durante la temporada cambie el panorama. Los expertos citan a Rockets, Thunder y Jazz como esos tres con más opciones de meterse en playoffs, también a los de Dallas. Desde aquí apuntamos a los Wolves como posibles sorpresa si no sufren nuevas lesiones que les lastren, como tantas veces en años pasados.

GOLDEN STATE WARRIORS

ALTAS: Kevin Durant (Oklahoma City Thunder), Zaza Pachulia (Dallas Mavericks), David West (San Antonio Spurs), Damian Jones y Cameron Jones (Rookies), JaVale McGee (Dallas Mavericks) y Phil Pressey.

BAJAS: Leandro Barbosa (Phoenix), Harrison Barnes y Andrew Bogut (Dallas), Festus Ezeli (Portland), Brandon Rush (Minnesota) y Marreese Speights (Clippers).

Antes que nada, conviene decir que los Warriors han hecho el fichaje del verano con Kevin Durant, pero también conviene recordar que se han traído dos suplentes veteranos y curtidos para los playoffs como McGee y West. Y un pívot titular por Bogut como Pachulia, poco valorado por el aficionado pero que no es manco. Como además están dos cracks como Curry y Thompson más Green, pues el quinteto inicial tiene cañoneros por todos los lados. Habrá noches esplendorosas donde hagan 120 puntos y su trío estelar anote 70, 80, 90 puntos… Parece muy difícil defenderlos noche tras noche y su dinamismo parece imposible para los Spurs a día de hoy. Desde luego, los de la Bahía son favoritos en eliminatorias a siete partidos. Y todo lo que no sea alcanzar la final de la NBA se verá como una decepción.

SAN ANTONIO SPURS

ALTAS: Joel Anthony (Detroit), Ryan Arcidiacono (Villanova), Davis Bertans (Baskonia), Dewayne Dedmon (Orlando), Bryn Forbes (Michigan State), Patricio Garino (George Washington), Pau Gasol (Chicago), Livio Jean-Charles (ASVEL Villeurbanne), Nicolas Laprovittola (Estudiantes), David Lee (Dallas), Dejounte Murray (University of Washington) y Ryan Richards (Al-Ahli).

BAJAS: Matt Bonner, Rasual Butler (Minnesota), Boris Diaw (Utah), Tim Duncan (retirado), Boban Marjanovic (Detroit), Kevin Martin, Andre Miller y David West (Golden State)

Se retiró Tim Duncan y se cerró una era gloriosa en la franquicia. Pau Gasol llega para ocupar su rol y lo previsible es que Aldridge esté a su lado y dé un paso adelante para ser la estrella del equipo junto al completo alero Kawi Leonard. Sobre ellos dos deben construir el presente y futuro. Tony Parker y Gasol pueden ser dos buenos secundarios junto a Green. Ginóbili aún dará alguna noche de gloria y Mills conoce su rol a la perfección. Además, han logrado a varios jugadores en el mercado con pinta de coger un buen peso específico, caso de David Lee. ¿Suficiente para tutear a los Warriors y superar a Clippers, Grizzlies y el resto de buenos equipos del Oeste?

LOS ANGELES CLIPPERS

ALTAS: Alan Anderson (Washington), Brandon Bass (LA Lakers), Raymond Felton (Dallas), Brice Johnson (North Carolina), Marreese Speights (Golden State) y Diamond Stone (Maryland).

BAJAS: Cole Aldrich (Minnesota), Jeff Ayres, Branden Dawson (Orlando), Jeff Green (Orlando), Pablo Prigioni (Houston) y CJ Wilcox (Orlando)

El ‘caso Griffin’ marcará la temporada de los angelinos. Que no es una megaestrella que lleve al equipo a la final de la liga ya se sospechaba. Pero el espectacular jugador está en el mercado más o menos de tapadillo. Intentaron fichar a Durant, no pudieron y ahora se espera algún traspaso. El ‘roster’ es fantástico con el propio Griffin y otras dos estrellas como Chris Paul y DeAndre Jordan más Crawford y Reddick. Incluso con un veterano de lujo como Paul Pierce. Pero les falta un segundo base fiable a la espera de que el recién llegado Felton lo sea. Bass es otro refuerzo interesante para alargar la rotación exterior. Si todo va rodado, verles en la final del Oeste no suena ridículo.

NEW ORLEANS PELICANS

ALTAS: Quinn Cook (Canton Charge), Chris Copeland (Milwaukee), Cheick Diallo (Kansas), Shawn Dawson (Maccabi Rishon LeZion), Langston Galloway (New York), Buddy Hield (Oklahoma), Solomon Hill (Indiana), Terrence Jones (Houston), E’Twaun Moore (Chicago), Robert Sacre (LA Lakers) y Lance Stephenson (Memphis).

BAJAS: Ryan Anderson (Houston), Luke Babbitt (Miami), Norris Cole, Bryce Dejean-Jones, Toney Douglas, James Ennis (Memphis), Eric Gordon (Houston), Jordan Hamilton (Tofas) y Kendrick Perkins.

La franquicia debe pensar a medio plazo puesto que esta temporada todo debe pasar por ver a su estrella, Anthony Davis, recuperado de su grave lesión y que el rookie Buddy Hield se asiente en esta Liga. Jones y Stephenson son dos refuerzos que deben ayudar. Ganar 35-40 partidos avisando de que el próximo año puede ser el suyo ya sería una buena temporada para ellos.

PORTLAND TRAIL BLAZERS

ALTAS: Festus Ezeli Golden State), Grant Jerrett, Jake Layman (Maryland), Shabazz Napier (Orlando), Tim Quarterman (Louisiana State), Greg Stiemsma and Evan Turner (Boston).

BAJAS: Cliff Alexander (Orlando), Gerald Henderson (Philadelphia), Chris Kaman and Brian Roberts (Charlotte).

Este es el equipo de Lillard y McCollum y todos deben asumirlo. Se juega para ellos y a partir de ellos. Garantizan 20 puntos o más por cabeza casi cada noce. Vonleh, Plumlee y Crabee aceptan su rol secundario. Y han firmado a dos agentes libres igualmente de rotación pero que deben aportar mucho, el pívot Ezeli y otro anotador de perímetro como Evan Turner. Aminu es otro pívot que ayudará. En resumen, gran plantilla y su lugar parece estar entre el tercero y sexto mejor del Oeste.

PHOENIX SUNS

ALTAS: Leandro Barbosa (Golden State), Dragan Bender (Maccabi Tel Aviv), Marquese Chriss (University of Washington), Jared Dudley (Washington) y Tyler Ulis (Kentucky).

BAJAS: Chase Budinger, Jon Leuer (Detroit), Ronnie Price (Oklahoma City) y Mirza Teletovic (Milwaukee).

No parece que el sol vaya a brillar mucho este año en Phoenix con esta plantilla. Ni en los próximos salvo que cambien a algunos de sus muchos jóvenes interesantes por algún jugador de perfil alto contrastado. Desde luego tienen una base para construir alrededor de un anotador como Booker. A su lado está Bledsoe… si las lesiones al fin le respetan. También Len y Chandler. Y han conseguido dos rookies con buena pinta como Bender y Chriss. El futuro a dos-tres años es suyo si hay paciencia en la franquicia.

MINNESOTTA TIMBERWOLVES

ALTAS: Cole Aldrich (Clippers), Kris Dunn (Providence), Jordan Hill (Indiana), John Lucas (Piratas de Quebradillas), Toure Murry (Sioux Falls Skyforce) y Brandon Rush (Golden State)

BAJAS: Damjan Rudez (Orlando), Tayshaun Prince, Greg Smith y Kevin Garnett (retirado)

Por tercera temporada se les está esperando. Toda la NBA además, los aficionados de todo el mundo. Con muchos jugadores tradicionalmente europeos, es un equipo seguido también desde el viejo continente. Han tenido mucha suerte para coger primeras posiciones del draft los últimos años. Pero algunas han fracasado o no han dado lo esperado. Si le sumas los continuos problemas físicos de Pekovic, cada proyecto de la última década se ha ido a pique. Ahora, a lomos de dos jóvenes como Wiggins y Karl-Anthony Towns tienen buenos cimientos sobre los que construir. Les siguen faltando triplistas fiables. Y ojo a Ricky Rubio, que va a estar seguramente de forma continua en el mercado para un traspaso. El nuevo entrenador Tom Thibodeau tiene trabajo por delante pero la plantilla no es mala.

DALLAS MAVERICKS

ALTAS: Quincy Acy y Seth Curry (Sacramento Kings), Harrison Barnes y Andrew Bogut (Golden State Warriors), Nicolás Brussino (Rookie) y Jonathan Gibson (Rookie).

BAJAS: Jeremy Evans (Indiana), Raymond Felton (LA Clippers), David Lee (San Antonio), JaVale McGee (Golden State), Zaza Pachulia (Golden State), Chandler Parsons (Memphis) y Charlie Villanueva.

Es una pena que los últimos años del gran Nowitzki en la NBA vayan a ser tan intrascendentes para él. Se han ido Parsons y Pachulia pero llegan Barnes y Bogut. Si funcionan y Seth Curry es regular en anotación, no están mál armados. Pero será quizá más clave que el alemán no baje demasiado su rendimiento, que Wesley Matthews dé un salto importante y que Deron Williams sea algo más sólido como base.

DENVER NUGGETS

ALTAS: Malik Beasley (Florida State), Juan Hernangomez (Estudiantes), DJ Kennedy (Yenisey Krasnoyarsk) y Jamal Murray (Kentucky).

BAJAS: DJ Augustin (Orlando) y Joffrey Lauvergne (Oklahoma City).

Una franquicia siempre extraña en movimientos, fichajes, draft…. George Karl intentó construir algo hace unos años pero lo cierto es que traspasaron a Carmelo Anthony y no se han recuperado de aquello. En fin… Lo cierto es que con Faried, Nurkic, Jokic y Chander quizá tengan la mejor colección de cuatros cercanos al aro y cincos de la Liga. Y además, Gallinari de tres-cuatro. Y al joven Mudiay de base con Jameer Nelson. Otra cosa es el puesto de dos, donde son débiles. No entrarán en playoffs, sería un sorpresón, pero deben ganar partidos y hacer ver que están en la buena línea para no ser un fracaso cada temporada. Llevan tres con 36, 30 y 33 victorias, cifra que hasta parece alta para este curso.

OKLAHOMA THUNDER

ALTAS: Alex Abrines (FC Barcelona), Ersan Ilyasova (Orlando), Victor Oladipo (Orlando), Lauvergne (Denver), Ronnie Price (Suns) y Domantas Sabonis (Gonzaga).

BAJAS: Kevin Durant (Golden State), Randy Foye (Brooklyn), Serge Ibaka (Orlando), Nazr Mohammed y Dion Waiters (Miami).

Su primera tarea es olvidarse y hacer olvidar a Kevin Durant. Decidió irse, fue traumático, cercenó las ilusiones de franquicia y aficionados, pero toca recomponerse. Además, decidieron intercambiar a Ibaka. Eso ha hecho que toque reconstruir la plantilla y que la única estrella sea Westbrook. Rozará otra vez cada noche, o logrará, el triples-dobles en puntos, rebotes y asistencias. Jugarán directos con este base supersónico. En estático, Oladipo debe dar puntos y Adams, Kanter y Lauvergné producir puntos y coger rebotes. En defensa el turco no ayuda y no tienen cuatros estelares, pero hay plantilla para buscar el playoff.

LOS ANGELES LAKERS

ALTAS: Jose Manuel Calderon (New York), Brandon Ingram (Duke), Luol Deng (Miami), Timofey Mozgov (Cleveland), Metta World Peace e Ivica Zubac (Mega Leks).

BAJAS: Brandon Bass (LA Clippers), Kobe Bryant, Roy Hibbert (Charlotte), Ryan Kelly y Robert Sacre (New Orleans).

La franquicia era Kobe Bryant y su decadencia, lesiones y retirada han condicionado los dos últimos años tanto a este equipo que pasará mucho tiempo hasta que vuelve a brillar. Es imposible hacer milagros con lo que hay. El draft o algún intercambio de jugadores son su camino para una lenta reconstrucción. Intentar no ser los últimos del Oeste parece su único objetivo. Eso y disfrutar de la segunda temporada de una futura estrella como D’Angelo Russell.

HOUSTON ROCKETS

ALTAS: Ryan Anderson (New Orleans), Bobby Brown (Besiktas), Tyler Ennis (Milwaukee), Eric Gordon (New Orleans), PJ Hairston (Memphis), Nenê (Washington), Chinanu Onuaku (Louisville), Gary Pl plaayton II (Oregon State), Pablo Prigioni (LA Clippers), Isaiah Taylor (Texas) y Kyle Wiltjer (Gonzaga).

BAJAS: Michael Beasley (Milwaukee), Andrew Goudelock (Maccabi Tel Aviv), Dwight Howard (Atlanta), Terrence Jones (New Orleans), Donatas Motiejunas, Josh Smith, Jason Terry (Milwaukee) y Marcus Thornton (Washington).

Otra sucesión de cambios, como en pasados veranos, en la plantilla para ganar solidez y entrar en playoffs con opciones de pasar la primera ronda. Howard no dio en el cinco lo que se esperaba y ahora llega Mike D’Antoni como entrenador para jugar, se supone, a lo que siempre propone, correr y anotar. Con Harden como estrella no se puede pensar en defender, y además en pretemporada ha jugado de base. Así que como escoltas todo indica que actuarán dos refuerzos llegados de los Pelicans, Anderson y Gordon. Como aleros siguen Ariza y Brewer, así que están bien armados. Pero en la pintura sólo destaca otro de los fichajes, Nene Hilario. Parecen débiles por dentro, si bien su capacidad anotadora debe permitirles alcanzar los playoffs.

MEMPHIS GRIZZLIES

ALTAS: Wade Baldwin (Vanderbilt), Troy Daniels (Charlotte), Deyonta Davis (Michigan State), James Ennis (New Orleans), Andrew Harrison (Iowa Energy), Chandler Parsons (Dallas), Wayne Selden (Kansas), DJ Stephens (Iowa Energy), Troy Williams (Indiana University) y Tony Wroten (New York).

BAJAS: Chris Andersen (Cleveland), Matt Barnes (Sacramento), Bryce Cotton (Anadolu Efes), Jordan Farmar (Sacramento), PJ Hairston, Xavier Munford y Lance Stephenson (New Orleans).

La grave lesión de Marc Gasol les dejó sin opciones la pasada temporada. Ahora regresan con el pívot y con un gran fichaje como el de Parsons. Junto a Randolph y Conley, conforman un gran cuarteto. Tony Allen también es una buena pieza. Pero el resto del plantel baja mucho de prestaciones. En la medida en que algún suplente dé un salto adelante y Daniels y alguno de sus jóvenes y rookie funcione se podrá calibrar sus opciones. Deberían estar en playoffs siempre y cuando su quinteto titular rinda como se espera y no tenga lesiones.

UTAH JAZZ

ALTAS: Joel Bolomboy (Weber State), Boris Diaw (San Antonio), George Hill (Indiana), Joe Johnson (Miami) y Marcus Paige (North Carolina).

BAJAS: Trevor Booker (Brooklyn), Trey Burke (Washington) y Tibor Pleiss.

Llevan muchos años alejados del foco, demasiados quizás pues son cuatro temporadas sin alcanzar las eliminatorias. Pero esta campaña generan interesantes expectativas pues el pasado curso ya jugaron bien y ahora Hayward y Favors tienen un año más de experiencia. Además, Exum vuelve tras sus lesiones y George Hill es un buen base veterano. Rudy Gobert es una garantía en la pintura y Diaw aportará experiencia y talento como cuatro. Hood tiene buena mano para amenazar desde fuera. Si sumamos a Neto e Ingles, plantilla de playoff tienen. La guinda puede ser el escolta Burcks, prácticamente ausente los dos últimos años por lesiones.

SACRAMENTO KINGS

ALTAS: Arron Afflalo (New York), Matt Barnes (Memphis), Skal Labissiere (Kentucky), Georgios Papagiannis (Panathinaikos), Lamar Patterson (Atlanta), Garrett Temple (Washington), Malachi Richardson (Syracuse) y Anthony Tolliver (Detroit).

BAJAS: Quincy Acy (Dallas), James Anderson (Darussafaka), Marco Belinelli (Charlotte), Caron Butler, Seth Curry (Dallas), Duje Dukan (Cedevita Zagreb), Eric Moreland y Rajon Rondo (Chicago).

Tienen a Cousins, uno de los mejores pívots de la liga si no el mejor. Y a Rudy Gay para anotar por fuera. Affalo y Barnes llegan para lo mismo. Pero poco más, les falta amplitud de plantilla. Ty Lawson está bien si juega centrado y queda ver cómo queda la plantilla en los próximos meses porque se esperan traspasos. Quieren deshacerse de Gay y sacar un par de jugadores notables por él.