Argentina quiere dar la campanada ante una USA a quien ya derrotó en dos ocasiones (22:00 horas)

0

Durante los últimos tiempos se ha convertido en un clásico del baloncesto de selecciones, pero sobre todo en un choque donde la victoria de Estados Unidos se da menos por presupuesta que contra cualquier otro rival. No en vano, Argentina fue el primer equipo en derrotar a un combinado USA integrado exclusivamente por NBAs -Indianápolis 2002- y también el que apartó a los entonces pupilos de Larry Brown del oro olímpico en Atenas.

Aunque de eso han pasado muchos años, los pilares de la albiceleste siguen siendo los mismos -Ginóbili, Scola, Nocioni- y tan decisivos como entonces. No obstante, nadie ignora que este conjunto estadounidense es mucho más potente que el de aquellas citas, pero si contra alguien puede besar la lona es frente a Argentina.

Pese a que en el encuentro de la fase de grupos los de Julio Lamas cayeron con claridad (126-97), nunca hay que subestimar a un equipo cuyo coraje no tiene parangón. Ya en el amistoso de Barcelona a punto estuvieron de dar la sorpresa después de un inicio lamentable, lo que demuestra que ante ellos no cabe relajación posible.

“Hemos jugados dos partidos duros contra ellos recientemente y esperamos que éste sea el más difícil de todos ellos”, aventura Mike Krzyzewski, quien sí dispone de efectivos para intentar frenar a Ginóbili pero no tanto a Scola. El pívot de los Suns tratará de hacer todo el daño posible en la relativamente débil pintura norteamericana, obligando a LeBron James y a Carmelo Anthony a dejarse el alma en defensa para que ello les lastre en ataque.

Algo fácil de decir pero difícil de hacer, aunque Carlos Delfino lo tiene claro: “Si existe un uno por ciento de posibilidades de vencerles, daremos nuestro mejor esfuerzo para que suceda”.